Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘justicia’


viernes, abril 09, 2010

ORACIÓN.”PROCLAMEMOS LA JUSTICIA DE DIOS Y DÉMOSLE GRACIAS”.

IMAGEN: DAR GRACIAS A DIOS POR SIEMPRE…

“UNA GRAN ACCIÓN LIBERADORA INTERIOR ,ES RECONOCER Y DAR GRACIAS A NUESTRO DIOS, POR TODOS LOS EVENTOS QUE NOS OCURREN, BIEN SEAN BUENOS O MALOS , SEGUN NUESTROS JUICIOS”.MEGF.( VIERNES 09 DE ABRIL DE 2010).

ORACIÓN.”PROCLAMEMOS LA JUSTICIA DE DIOS Y DÉMOSLE GRACIAS”.
POR PROF.DR.MERVY ENRIQUE GONZÁLEZ FUENMAYOR.
MARACAIBO-ESTADO ZULIA-REPÚBLICA DE VENEZUELA-AMÉRICA DEL SUR.
REDACTADA Y PUBLICADA EN LA RED: VIERNES 09 DE ABRIL DE 2010.

O R A C I Ó N

Te doy gracias, Señor, de todo corazón y proclamaré todas tus maravillas. Quiero alegrarme y regocijarme en ti, y cantar himnos a tu Nombre, Altísimo. Cuando retrocedían mis enemigos, tropezaron y perecieron delante de ti, porque tú defendiste mi derecho y mi causa, sentándote en el trono como justo Juez. Escarmentaste a las naciones, destruiste a los impíos y borraste sus nombres para siempre; desapareció el enemigo: es una ruina irreparable; arrasaste las ciudades, y se perdió hasta su recuerdo. Pero el Señor reina eternamente y establece su trono para el juicio: él gobierna al mundo con justicia y juzga con rectitud a las naciones. Señor es un baluarte para el oprimido, un baluarte en los momentos de peligro ¡Confíen en ti los que veneran tu Nombre, porque tú no abandonas a los que te buscan! Canten al Señor, que reina en Sión, proclamen entre los pueblos sus proezas. Porque él pide cuenta de la sangre, se acuerda de los pobres y no olvida su clamor. El Señor se apiadó de mí, contempló mi aflicción; me tomó y me alzó de las puertas de la Muerte, para que pudiera proclamar sus alabanzas y alegrarme por su victoria en las puertas de Sión. Amen y amen… (Fragmentos del Salmo 09, tomado de catholic.net.)

C O M E N T A R I O

A P L I C A C I Ó N A N U E S T R A V I D A.

Señor Dios recibe nuestra alabanza y gratitud. Gracias a tu amor, a tu infinita misericordia, y a tu justo poder nos volviste a la vida y nos transformaste, para ser testigos de tus maravillas y de tu gracia, santidad y piedad. Bendice alma mía al Señor. Quebrántate y has que todo mi ser se postre ante su divina y celestial presencia. Somos príncipes, princesas, hijos de un Rey, pero no de cualquier Rey. Nuestro Padre es el Rey de toda la creación, del infinito mundo, del infinito universo, del expansible cosmos. El es la plenitud, todo lo sabe, todo lo puede, y puede estar en cualquier lugar y en todos los lugares al mismo tiempo. El es la paz misma, es el amor en esencia y poder, es también manso como un cordero, y piadoso ante el dolor y la pena. No existen palabras ni alabazas para gloriarte, honrarte y reconocer tu infinito y bondadoso poder. Gracias por venir en nuestro auxilio y restablecer tu justicia. Ánimo, gozo, alegría…

IMAGEN: DAR GRACIAS A DIOS POR SIEMPRE…

“UNA GRAN ACCIÓN LIBERADORA INTERIOR ,ES RECONOCER Y DAR GRACIAS A NUESTRO DIOS, POR TODOS LOS EVENTOS QUE NOS OCURREN, BIEN SEAN BUENOS O MALOS , SEGUN NUESTROS JUICIOS”.MEGF.( VIERNES 09 DE ABRIL DE 2010).

Para citar este artículo: si se tratase del caso ejemplificado
GONZÁLEZ FUENMAYOR, Mervy Enrique .El Ejercicio del Principio Inquisitivo: ¿Ofrenda a la Ética o a la Justicia?. Maracaibo, Venezuela La Universidad del Zulia. 28-Enero-2009. Disponible en: http://www.inemegf.blogspot.com)
©..DERECHOS RESERVADOS
FORMA Y REQUISITOS EN LA CITA DE ARTICULOS, NOTAS, REFLEXIONES AUTORÍA DE MEGF. REDACTADA EL 01 DICIEMBRE DE 2009.
1.-REQUISITOS DE LA CITA ELECTRÓNICA.
¿Como citar los artículos, reflexiones, notas cortas, oraciones y otros materiales, en su versión electrónica, autoría de Prof. Dr. Mervy Enrique González Fuenmayor? Para citar las reflexiones, artículos, notas cortas, oraciones y otras materiales contenidos en los Blogs de Prof. Dr. Mervy Enrique González Fuenmayor, sírvase colocar la siguiente nota: GONZÁLEZ FUENMAYOR, Mervy Enrique .Título de la publicación. Blog de Dr. Mervy Enrique González Fuenmayor, o los títulos de alguno de mis otros blogs Año. [En línea]. Puesto en línea el (fecha de publicación). URL: http://mervyster.blogspot.com/…./ Consultado el dia (fecha de consulta)
2.-REQUISITOS DE LA CITA A PARTIR DE LA VERSIÓN IMPRESA O DE AQUELLA QUE SIN HABER SIDO PUBLICA, FORMA PARTE DEL PATRIMONIO DE LAS INSTITUCIONES ACADÉMICAS, EDUCATIVAS, CULTURALES O DE LAS DIVERSAS BIBLIOTECAS.
¿ Como citar la versión impresa? Primero.- : datos del autor: GONZALEZ FUENMAYOR( los apellidos del autor todos en mayúsculas) y luego los nombres( solamente la primera letra en mayúscula ) Mervy Enrique. Segundo.- El titulo( entrecomillado y todo en mayúsculas ) del articulo, nota corta, reflexiones, oraciones etc. ejemplo “CUARTILLA A MARACAIBO” .Tercero.- El lugar de publicación o impresión( Ciudad y País ) ejemplo Maracaibo-Venezuela, o Bogotá-Colombia. Cuarto.-La editorial que lo imprimió o diseñó: ejemplo: Vadell Hermanos Editores (la primera letra en mayúscula).Si lo que se va a citar se encuentra presentado a alguna Institución biblioteca d académica, educativa, organizaciones publicas o privada, y/o permanece en alguna(s) biblieca(s), o acaso ese material a citar no se ha impreso o publicado, entonces se coloca el nombre de esa Institución u Organización, Biblioteca, etc. ejemplo. La Universidad del Zulia, La Organización de Naciones Unidas, Biblioteca Central del Estado Zulia, etc. Quinto.-Se coloca el año de presentación, impresión o publicación. Ejemplo: año 2008. Sexto.-El total de las paginas del artículo, notas, reflexiones etc. el numero de las paginas consultadas .Ejemplo: Articulo de 35 paginas. Consultadas: 28-32.

Publicado por Mervy Enrique Gonzalez Fuenmayor en 4:19 AM

Read Full Post »


ORACIÓN.”SEÑOR JESÚS ALÉJAME DE LA INJUSTICIA”.

IMAGEN:LA INJUSTICIA EN EL USO DE LA RIQUEZA…

“SE ES INJUSTO CUANDO PRACTICAMOS LA INJUSTICIA O TAMBIEN CUANDO LA PERMITIMOS”.MEGF.(DOMINGO 11 ABRIL DE 2010)

ORACIÓN.”SEÑOR JESÚS ALÉJAME DE LA INJUSTICIA”.
POR PROF.DR.MERVY ENRIQUE GONZÁLEZ FUENMAYOR.
MARACAIBO-ESTADO ZULIA-REPÚBLICA DE VENEZUELA-AMÉRICA DEL SUR.
REDACTADA Y PUBLICADA EN LA RED: DOMINGO 11 DE ABRIL DE 2010.

O R A C I Ó N

Mi alabanza y mi cantico son para ti mi Señor Jesús. Tú eres justicia en plenitud, verdad revelada e irrefutable, camino y vida, gracia infinita, perdón ilimitado, misericordia incondicional. Mi espíritu, mi mente, todo mi ser se postra ante ti para adorarte y decirte con palabras que salen de mi corazón, que confío en ti, que tengo fe en tu poder y dulce amor, para protegernos, para auxiliarnos y manifestar ese poder en la preservación de nuestra alma inmortal, de nuestra vida eterna, y en la acción tuya que impedirá que la injusticia sea norma de nuestra vida y de nuestra conducta. Confío plenamente en que escucharás mi oración para que en mi existencia rechace todo género de injusticia y que pueda combatirla siempre, para tu propia gloria y honra. Amen y amen…

C O M E N T A R I O

A P L I C A C I Ó N A N U E S T R A V I D A.

No es fácil permanecer alejados de la injusticia. La propia sociedad, el mundo actual motiva, insta, orienta al ser humano a que logre y obtenga cosas, metas, fines, desarrollando cualquier tipo de esfuerzos, aunque se traten de esfuerzos inmorales, poco éticos e inclusive , algunos rayanos en la ilicitud. Al fin y al cabo, en la sociedad del presente se “comprende” y a veces “se justifica” cualquier conducta inmoral, injusta o desviada, porque el causante “se ha arrepentido” o “tuvo la valentía de confesar sus malos procederes o actitudes”. Por ello no debe caerse en la tentación de aceptar estas situaciones. Conservar la buena costumbre de mantenerse en continua oración, provocando momentos de intimidad con nuestro Señor Jesús, nos evitarán caer como victimas o como sujetos activos de la injusticia y cualquiera de las flechas incendiarias del maligno. A orar, a meditar la palabra de Dios, a someternos a sus enseñanzas, nos conducen a mantenernos bien lejos de este estado de cosas que presagian un futuro poco claro de esta humanidad. Ánimo,gozo,alegría…

IMAGEN:LA INJUSTICIA EN EL USO DE LA RIQUEZA…

“SE ES INJUSTO CUANDO PRACTICAMOS LA INJUSTICIA O TAMBIEN CUANDO LA PERMITIMOS”.MEGF.(DOMINGO 11 ABRIL DE 2010)

Para citar este artículo: si se tratase del caso ejemplificado
GONZÁLEZ FUENMAYOR, Mervy Enrique .El Ejercicio del Principio Inquisitivo: ¿Ofrenda a la Ética o a la Justicia?. Maracaibo, Venezuela La Universidad del Zulia. 28-Enero-2009. Disponible en: http://www.inemegf.blogspot.com)
©..DERECHOS RESERVADOS
FORMA Y REQUISITOS EN LA CITA DE ARTICULOS, NOTAS, REFLEXIONES AUTORÍA DE MEGF. REDACTADA EL 01 DICIEMBRE DE 2009.
1.-REQUISITOS DE LA CITA ELECTRÓNICA.
¿Como citar los artículos, reflexiones, notas cortas, oraciones y otros materiales, en su versión electrónica, autoría de Prof. Dr. Mervy Enrique González Fuenmayor? Para citar las reflexiones, artículos, notas cortas, oraciones y otras materiales contenidos en los Blogs de Prof. Dr. Mervy Enrique González Fuenmayor, sírvase colocar la siguiente nota: GONZÁLEZ FUENMAYOR, Mervy Enrique .Título de la publicación. Blog de Dr. Mervy Enrique González Fuenmayor, o los títulos de alguno de mis otros blogs Año. [En línea]. Puesto en línea el (fecha de publicación). URL: http://mervyster.blogspot.com/…./ Consultado el dia (fecha de consulta)
2.-REQUISITOS DE LA CITA A PARTIR DE LA VERSIÓN IMPRESA O DE AQUELLA QUE SIN HABER SIDO PUBLICA, FORMA PARTE DEL PATRIMONIO DE LAS INSTITUCIONES ACADÉMICAS, EDUCATIVAS, CULTURALES O DE LAS DIVERSAS BIBLIOTECAS.
¿ Como citar la versión impresa? Primero.- : datos del autor: GONZALEZ FUENMAYOR( los apellidos del autor todos en mayúsculas) y luego los nombres( solamente la primera letra en mayúscula ) Mervy Enrique. Segundo.- El titulo( entrecomillado y todo en mayúsculas ) del articulo, nota corta, reflexiones, oraciones etc. ejemplo “CUARTILLA A MARACAIBO” .Tercero.- El lugar de publicación o impresión( Ciudad y País ) ejemplo Maracaibo-Venezuela, o Bogotá-Colombia. Cuarto.-La editorial que lo imprimió o diseñó: ejemplo: Vadell Hermanos Editores (la primera letra en mayúscula).Si lo que se va a citar se encuentra presentado a alguna Institución biblioteca d académica, educativa, organizaciones publicas o privada, y/o permanece en alguna(s) biblieca(s), o acaso ese material a citar no se ha impreso o publicado, entonces se coloca el nombre de esa Institución u Organización, Biblioteca, etc. ejemplo. La Universidad del Zulia, La Organización de Naciones Unidas, Biblioteca Central del Estado Zulia, etc. Quinto.-Se coloca el año de presentación, impresión o publicación. Ejemplo: año 2008. Sexto.-El total de las paginas del artículo, notas, reflexiones etc. el numero de las paginas consultadas .Ejemplo: Articulo de 35 paginas. Consultadas: 28-32.

Publicado por Mervy Enrique Gonzalez Fuenmayor en 10:41 AM

Read Full Post »


miércoles 7 de abril de 2010

LA NOTA CORTA.” CORREGIR A LOS DEMAS, NO ES JUZGARLOS…LA CORRECCIÓN ES NECESARIA Y BIBLICA.”

IMAGEN: JESÚS PREDICA LA VERDAD Y LA CORRECCIÓN AL PRÓJIMO…

“SIMILAR CONDUCTA ES LA DE QUIEN CALLA LA INJUSTICIA COMO LA DE AQUEL QUE LA COMETE”.MEGF.(MIERCOLES 07 ABRIL DE 2010).

LA NOTA CORTA.” CORREGIR A LOS DEMAS, NO ES JUZGARLOS…LA CORRECCIÓN ES NECESARIA Y BIBLICA.”
POR: PROF. DR. MERVY ENRIQUE GONZÁLEZ FUENMAYOR.
MARACAIBO-ESTADO ZULIA-REPÚBLICA DE VENEZUELA-AMÉRICA DEL SUR.
REDACTADA Y PUBLICADA EN LA RED: MIERCOLES 07 ABRIL DE 2010.

La sociedad actual viene utilizando el manido argumento de la libertad de cada ser humano, el mantenimiento de su espacio, el derecho a elegir sus preferencias, todo con el propósito diseñado para eludir el cumplimiento de valores que pre-existen y están categóricamente por encima de algunas veleidades, conductas anómicas, procederes desviados, perversiones , y otras actitudes y patrones de comportamiento transgresores de la dignidad humana, de la moral, de la ética, del Derecho Natural y lo que es mas grave, el desconocimiento, o peor aun, la franca, premeditada y abierta trasgresión de los designios de Dios.

En atención a lo expuesto, ya no se puede reflexionar critica pero positivamente, sin que se corra el riesgo de que te estigmatizan como un “anti”, verbigracia: antipolítico, anti generista, antirreligioso, antitético, antinatural, antiabortista, antilibertario, antigualiatrio, etc. Ante esto muchos prefieren callarse para no ser escandalizados, ni estereotipados, olvidando que peca igual aquel que comete el yerro, que quien calla su concreción.

Reproduciré algunas observaciones de mi autoría, que publique hace algún tiempo:

“Disciplinar, corregir o pretenderle hacer ver a alguna persona sus errores, es algo pero tan serio, que para lo cual nadie saldría de voluntario. Está enojosa situación se nos plantea con una frecuencia mayor a la que pensamos. Lo más serio es que tal actitud y conducta es obligatoria para quienes nos decimos cristianos católicos y no solamente para este tipo o grupo de personas; si no que también es imperativo, dada la naturaleza humana: para cualquier otro individuo corregir, alertar, advertir y señalar los errores en los cuales pudiera estar involucrado ese individuo. De tal manera que no hay posibilidad de evadir esa responsabilidad que tenemos con nuestro prójimo. La palabra del Señor es bien clara cuando nos enseña que debemos corregir y disciplinar al hermano que ha caído, que se ha desviado, que ha venido incumpliendo reiteradamente los mandatos del Señor, que ha caído en la tentación y como consecuencia de ello ha materializado conductas censurables, reprensibles, inmorales, poco éticas, violatorias de las buenas costumbres e incluso transgresoras de la ley terrenal y lo que es más grave aún: conductas violatorias de los preceptos sagrados. Frente a esta situación nuestra actitud, conducta y obligación es ayudarlo. Primeramente sosteniendo con el alguna conversaciones a solas, para hacerle entender que está viviendo una crisis que afecta no solamente sus valores, su familia, su moralidad, su posición dentro de la sociedad si no lo que es realmente dañino, gravoso y pernicioso, como lo es la posibilidad de perder su alma y el acceso a la vida eterna. Tanto es así la gravedad de esta situación. Por ello debemos cumplir esa obligación en los términos previstos en la sagrada escritura: hablar a solas con el hermano que ha caído y si éste no reacciona: auxiliarse de dos o tres testigos para que den fe del auxilio que se le ha prestado y del que se le sigue prestando , así como de las razones que se le han explicado por la cuales debería abandonar su conducta violatoria de las normas sagradas, de aquéllas instauradas por el hombre y las que conciernen a los valores supremos de la sociedad tal como la ética, la moral, las buenas costumbres , la probidad , la honradez y otras.

Finalmente la palabra de Dios nos indica que debemos llevar el asunto la iglesia, para que en comunidad podamos ayudar al hermano y si aún así éste no reacciona entonces será considerado como un pagano o como un publicano. Ya sabemos que estas categorías se refieren a aquellas personas que en tiempo de Jesús, eran consideradas como verdaderos ejemplos del pecado, de la malicia, de la maldad y además como personas que no creían en Dios ni en ningún otro poder. Ellos se consideraban su propio Dios y pensaban que no tenían que rendirle cuentas a nadie. En fin eran candidatos como decimos hoy: a ocupar cualquier lugar en ese terrible sitio llamado el averno y en donde mora Lucifer o Belcebú. Por ello el vídeo en cuestión o propiamente dicho: sus reflexiones, nos motivan a cumplir con esto obligación, porque de lo contrario también a nosotros se nos juzgará por la omisión incurrida”. (Fuente: “CORREGIR A TU PRÓJIMO ES UNA OBLIGACIÓN” NOTA EXPLICATIVA DEL CONTENIDO DEL VÍDEO REFLEXIVO DEL MISMO NOMBRE .REDACTADO Y PUBLICADO EN LA RED;DOMINGO 23 DE MARZO DE 2008, HORA 12 Y 30 P. M. POR: PROF. DR. MERVY ENRIQUE GONZÁLEZ FUENMAYOR).

IMAGEN: JESÚS PREDICA LA VERDAD Y LA CORRECCIÓN AL PRÓJIMO…

“SIMILAR CONDUCTA ES LA DE QUIEN CALLA LA INJUSTICIA COMO LA DE AQUEL QUE LA COMETE”.MEGF.(MIERCOLES 07 ABRIL DE 2010).

Para citar este artículo: si se tratase del caso ejemplificado
GONZÁLEZ FUENMAYOR, Mervy Enrique .El Ejercicio del Principio Inquisitivo: ¿Ofrenda a la Ética o a la Justicia?. Maracaibo, Venezuela La Universidad del Zulia. 28-Enero-2009. Disponible en: http://www.inemegf.blogspot.com)
©..DERECHOS RESERVADOS
FORMA Y REQUISITOS EN LA CITA DE ARTICULOS, NOTAS, REFLEXIONES AUTORÍA DE MEGF. REDACTADA EL 01 DICIEMBRE DE 2009.
1.-REQUISITOS DE LA CITA ELECTRÓNICA.
¿Como citar los artículos, reflexiones, notas cortas, oraciones y otros materiales, en su versión electrónica, autoría de Prof. Dr. Mervy Enrique González Fuenmayor? Para citar las reflexiones, artículos, notas cortas, oraciones y otras materiales contenidos en los Blogs de Prof. Dr. Mervy Enrique González Fuenmayor, sírvase colocar la siguiente nota: GONZÁLEZ FUENMAYOR, Mervy Enrique .Título de la publicación. Blog de Dr. Mervy Enrique González Fuenmayor, o los títulos de alguno de mis otros blogs Año. [En línea]. Puesto en línea el (fecha de publicación). URL: http://mervyster.blogspot.com/…./ Consultado el dia (fecha de consulta)
2.-REQUISITOS DE LA CITA A PARTIR DE LA VERSIÓN IMPRESA O DE AQUELLA QUE SIN HABER SIDO PUBLICA, FORMA PARTE DEL PATRIMONIO DE LAS INSTITUCIONES ACADÉMICAS, EDUCATIVAS, CULTURALES O DE LAS DIVERSAS BIBLIOTECAS.
¿ Como citar la versión impresa? Primero.- : datos del autor: GONZALEZ FUENMAYOR( los apellidos del autor todos en mayúsculas) y luego los nombres( solamente la primera letra en mayúscula ) Mervy Enrique. Segundo.- El titulo( entrecomillado y todo en mayúsculas ) del articulo, nota corta, reflexiones, oraciones etc. ejemplo “CUARTILLA A MARACAIBO” .Tercero.- El lugar de publicación o impresión( Ciudad y País ) ejemplo Maracaibo-Venezuela, o Bogotá-Colombia. Cuarto.-La editorial que lo imprimió o diseñó: ejemplo: Vadell Hermanos Editores (la primera letra en mayúscula).Si lo que se va a citar se encuentra presentado a alguna Institución biblioteca d académica, educativa, organizaciones publicas o privada, y/o permanece en alguna(s) biblieca(s), o acaso ese material a citar no se ha impreso o publicado, entonces se coloca el nombre de esa Institución u Organización, Biblioteca, etc. ejemplo. La Universidad del Zulia, La Organización de Naciones Unidas, Biblioteca Central del Estado Zulia, etc. Quinto.-Se coloca el año de presentación, impresión o publicación. Ejemplo: año 2008. Sexto.-El total de las paginas del artículo, notas, reflexiones etc. el numero de las paginas consultadas .Ejemplo: Articulo de 35 paginas. Consultadas: 28-32.

Read Full Post »


Oración: “La libertad de los justos”.

Por Mervy Enrique González Fuenmayor.

Tomada de su versión original del martes 22 de julio de 1997.

Trasladada a la red el sábado 11 de abril de 2009.

Ciudad y Municipio Maracaibo del Estado Zulia, República de Venezuela, América del Sur.

(Fragmentos elegidos de la sección: “MERVY GONZÁLEZ ESTÁ CONVERSANDO CON…” que formó parte de un programa radial en el que participó como conductor por espacio de cuatro años aproximadamente: 1996, 1997, 1998, 1999, que se trasmitía en una estación radioeléctrica ubicada en la ciudad de Maracaibo, Estado Zulia, República de Venezuela, América del Sur).

https://i2.wp.com/cristorocafirme.com/jzblog/wp-content/uploads/2007/07/diez_m5.jpg


ORACIÓN —

La senda del justo es recta.

Tú allanas su camino.

En el sendero de tus normas

te esperamos, Señor.

Nuestro espíritu anhela

tu nombre y tu memoria.

Mi alma te ansía en la noche

y mi espíritu anda en tu busca

desde el amanecer.

Cuando tus decisiones llegan a la tierra,

los moradores del mundo

aprenden a ser justos.

Si no se perdona al malvado

nunca se aprenderá la justicia.

En tierra de honradez

el malvado actúa inicuamente

y no es capaz de ver la majestad del Señor.

Tu mano, Señor, está alzada,

pero ellos no la ven.

Verán avergonzados tu celo por tu pueblo

y el fuego los devorará

como enemigos tuyos.

Tú, Señor, nos darás prosperidad

porque llevas a término

todas nuestras empresas,

proyectos, anhelos e intenciones.

Señor, Dios nuestro, aparte de ti

no existe un poder más hermoso,

más misericordioso,

porque estás encima

de cualquier potestad o principado.

Nosotros invocamos solamente tu nombre,

¡oh! Señor, y nuestras plegarias

y oraciones realizadas con un corazón abierto

y un corazón contrito al mismo tiempo,

con rodillas postradas en tierra ante Ti,

recibimos la paz inmensa de tu amor.

Amén y amén.



— APLICACIÓN A NUESTRA VIDA —


EN ESTA PLÁTICA QUE HEMOS SOSTENIDO CON NUESTRO SEÑOR, se acentúa la confianza que todos debemos tener en Dios. Dios, que gobierna con justicia y que hará bien a su pueblo. La justicia de Dios se abre misteriosamente camino en el mundo. A veces se le puede ver en la conciencia alertada de los hombres. Los malvados no la reconocen o en todo caso la desprecian. Los justos la desean, la cantan, la celebran. Para los primeros será el castigo, en lugar teológico, el perdón reiterado no los sacaría nunca de su injusticia, pues no han abierto su corazón, ni han querido ver. Pero en contraste, con su castigo, podrán ver cómo Dios salva los justos por los caminos que fueren. Dios hará que los justos tengan su modo de prosperidad. Él libra, en todo caso, del dominio de otros señoríos al hacerse reconocer como único Señor. Todos los demás empequeñecen y servilizan. Sólo Dios engrandece y libera. Ante los otros el hombre se rebaja porque no exceden de su estatura. Ante Dios se levanta el justo, hacia alturas insospechadas. ¡ÁNIMO!, ¡GOZO!, ¡ALEGRÍA!



— NOTA DEL AUTOR —


AMIGOS Y AMIGAS, esta oración con comentario incluido, forma parte de una larga lista de ellas y que movido por el Espíritu Santo, ofrendaba al Señor de Lunes a Viernes a las siete de la mañana, en un programa radial de opinión, en el que participaba en compañía de una periodista, en el cual mi persona le dedicaba tres minutos o más (dependiendo de la Producción y/o de Máster) a orar y analizar esa oración aplicándola a la cotidianidad de nuestra vida, de nuestros actos, de nuestras alegrías, tristezas, éxitos, fracasos, tragedias, tribulaciones, bonanza, prosperidad, bienestar, etc. Todo con la intención de establecer como verdad aquella según la cual Dios siempre está con nosotros, que todo lo que nos ocurre es para bien, que existe un plan o proyecto de salvación para cada uno de nosotros diseñado por el mismísimo Dios, cuyo cumplimiento, decisión y elección depende de ti. Así que —parafraseando la escritura bíblica— “DIOS NOS HIZO SIN NUESTRO CONSENTIMIENTO, PERO NO NOS SALVARÁ SIN QUE LE OFREZCAMOS ESE CONSENTIMIENTO”. Es decir, nuestro permiso y autorización. El Señor es un caballero, y estará siempre a las puertas de nuestro corazón, para que le abramos y que pueda entrar para guiar nuestra vida y ofrecernos su santidad, gozo, alegría, discernimiento, sabiduría, y sus infinitos dones espirituales y materiales.

Read Full Post »


Oración: “Hoy regreso a ti, Señor”.

Por Mervy Enrique González Fuenmayor.

Tomada de su versión original del miércoles 16 de julio de 1997.

Trasladada a la red el  jueves 9 de abril de 2009.

Ciudad y Municipio Maracaibo del Estado Zulia, República de Venezuela, América del Sur.

(Fragmentos elegidos de la sección: “MERVY GONZÁLEZ ESTÁ CONVERSANDO CON…” que formó parte de un programa radial en el que participó como conductor por espacio de cuatro años aproximadamente: 1996, 1997, 1998, 1999, que se trasmitía en una estación radioeléctrica ubicada en la ciudad de Maracaibo, Estado Zulia, República de Venezuela, América del Sur).

https://i0.wp.com/www.cosecha.cl/wp-content/guiame.jpg


ORACIÓN —

Aquí están las cuentas Señor,

dame cautela y lucidez

en la administración de mis talentos.

Que mis cuentas estén justas

el día del encuentro.

Hazme honrado en lo pequeño.

Hazme fiel en lo mínimo.

Dame la luz de la sinceridad.

Que el sol del nuevo día

me enseñe la verdad

de ser atento a los detalles

y agradecido en la fidelidad.

Hoy regreso a ti, Señor.

Hoy amanezco con la ilusión

de volver a tus brazos.

Me siento desolado y triste

con el alma vacía entre las manos.

Pero yo sé que Tú me esperas

y tienes en la mesa un mantel

blanco, limpio y caliente,

y vino ya servido en jarro,

porque para ti, Señor,

perdonar es una fiesta.

Gracias señor Jesús,

por este día afortunado.

Amén y amén.



— APLICACIÓN A NUESTRA VIDA —


CUANDO SE PRESENTA LA OPORTUNIDAD DE CONVERSAR y platicar con el Señor, lo cual logramos frecuentemente a través de la oración, le glorificamos, le adoramos y le santificamos. Pero también en ese intercambio amoroso de palabras, de ideas, de gestos y palmaditas de bendición y de abrazo infinito y sublime, también es tiempo para comunicarle a nuestro Señor nuestras necesidades, pero también nuestras carencias en relación con las actitudes de nuestra vida. Y una de ellas está precisamente en presentarle al Señor nuestras cuentas, cuentas que en la vida deben estar equilibradas y ajustadas a una conducta honrada, honesta, con la administración justa de nuestros talentos, para que en lo pequeño seamos fieles y cuando nos toque administrar lo grande también, esa probidad, esa honradez, se manifieste. Por ello en este momento es propicio recordar que no debemos robar. El robar es una actitud no agradable al Señor, por ello hermano y hermana que me lees, debemos recordar que el Señor Dios es el dador de todo bien. Nos manda el Señor a no robar, nos manda a no cometer la grave injusticia de quitar al otro lo que le es propio, lo que ha ganado con su esfuerzo. Nos manda a no perjudicar al hermano en sus bienes y posiciones, pero también en sus posesiones. Sabemos por la enseñanza de su hijo que los ladrones no heredarán el Reino, pues el robo proviene de un corazón ladrón. También la misma enseñanza nos dice que aquel que roba deje de robar y se ponga a trabajar honestamente con sus manos para poder ayudar al que está necesitado. Se pide una conversión de ladrón a dador de bienes propios. Señor, Dios mío, Tú jamás me quitaste mis bienes, sino que me diste los tuyos. Cuando chico robaba pequeñeces, figuritas, algún papel o lápiz de mis compañeros de escuela, algún dinerito de la cartera de mamá, más adelante, ante el descuido de los empleados, sacaba pequeñeces de los supermercados y fruterías, era un ladrón en pequeño, sé que había allí pequeñez de materia, pero sin embargo mi conciencia me recriminaba diciéndome: “no es justo, jamás debo hacer al otro el mal que yo no quiero que el otro me haga”. Esto es ley de oro de la justicia más elemental. Por esa razón, hermano y hermana que me lees, vamos a pedirle al Señor que no permita que eludamos nuestros impuestos justos para no robar al Estado lo que necesita para las obras de beneficio común. Haz, Señor, que siempre pague el salario justo a mis empleados, para no robarles lo que le corresponde según justicia. Haz que pague mis deudas a tiempo, pues mi acreedor requiere lo que le pertenece. Haz que siempre intente restituir lo que haya robado, sabiendo que seré feliz si cumplo tus mandamientos y observo tus leyes. Dame esa felicidad, mi Señor. ¡ÁNIMO!, ¡GOZO!, ¡ALEGRÍA!



— NOTA DEL AUTOR —


AMIGOS Y AMIGAS, esta oración con comentario incluido, forma parte de una larga lista de ellas y que movido por el Espíritu Santo, ofrendaba al Señor de Lunes a Viernes a las siete de la mañana, en un programa radial de opinión, en el que participaba en compañía de una periodista, en el cual mi persona le dedicaba tres minutos o más (dependiendo de la Producción y/o de Máster) a orar y analizar esa oración aplicándola a la cotidianidad de nuestra vida, de nuestros actos, de nuestras alegrías, tristezas, éxitos, fracasos, tragedias, tribulaciones, bonanza, prosperidad, bienestar, etc. Todo con la intención de establecer como verdad aquella según la cual Dios siempre está con nosotros, que todo lo que nos ocurre es para bien, que existe un plan o proyecto de salvación para cada uno de nosotros diseñado por el mismísimo Dios, cuyo cumplimiento, decisión y elección depende de ti. Así que —parafraseando la escritura bíblica— “DIOS NOS HIZO SIN NUESTRO CONSENTIMIENTO, PERO NO NOS SALVARÁ SIN QUE LE OFREZCAMOS ESE CONSENTIMIENTO”. Es decir, nuestro permiso y autorización. El Señor es un caballero, y estará siempre a las puertas de nuestro corazón, para que le abramos y que pueda entrar para guiar nuestra vida y ofrecernos su santidad, gozo, alegría, discernimiento, sabiduría, y sus infinitos dones espirituales y materiales.

Read Full Post »


La Nota Corta: “Cómo tener una buena relación contigo y con los demás”.

Por Mervy Enrique González Fuenmayor.

Redactada el miércoles 1 de abril de 2009

Publicada en la Red el domingo 5 de abril de 2009.

Ciudad y Municipio Maracaibo del Estado Zulia, República de Venezuela, América del Sur.


https://i2.wp.com/www.datingblog.es/wp-content/uploads/2008/02/relaciones_de_pareja_2_0.jpg


LAS RELACIONES ENTRE LAS PERSONAS, en ninguna de las etapas Humanidad, han sido fáciles ni mucho menos sencillas. Antes por el contrario esas relaciones son tan complejas, entramadas, densas, enrevesadas, impredecibles y en algunas ocasiones inescrutables, que el conocimiento humano ha generado una variedad de disciplinas científicas para estudiarlas y analizarlas, con el objeto de comprender la diversidad de problemas que se materializan en la práctica con ocasión de aquellas. Pueden mencionarse entre otras ciencias la Filosofía, la Sociología, la Psicología, la Comunicación y el Lenguaje, las ciencias jurídicas, la Historia con sus modalidades propias como la historiografía, etc., de allí que no sea una tarea simple el indagar, precisar y diagnosticar la multiplicidad de agentes que ejercen su influencia en el mundo de las relaciones humanas. Ello obliga a cada ser humano a adaptarse a un conjunto de patrones culturales, conductuales y tipológicos como referentes para conducirse, dirigir y actuar de manera equilibrada, armónica y en paz. Entre otros cabe mencionar las normas del hablante y del buen oyente, marco fundamental para una buena comunicación entre personas. El aspecto emocional es otra faceta que caracteriza la interrelación de seres humanos. No es igual el trato que se pueda dispensar o recibir a aquellas personas malgeniadas, de carácter avinagrado, que las que actúan de manera ponderada, afable y con un trato dulce y comprensivo. Debemos revisar la orientación, características y valores en los que se fundamenta nuestro trato, nuestra comunicación, nuestra forma de actuar y esencialmente lo que somos capaces de hacer para transformarnos y llevar una existencia en sintonía con Dios y con nuestro prójimo. Uno de los factores que no debe desecharse es aquel vinculado con valorizar el momento actual. De allí que es necesario dejarnos guiar por la experiencia como por una maestra sabia. Debemos estar conscientes de las provechosas lecciones, no solamente de la experiencia común vividas por nosotros mismos sino también las experiencias que arrojan las conductas, actitudes y hechos de los otros. Debemos aprender también que el único tiempo que tenemos disponible y a nuestra disposición es el tiempo presente, que el pasado no puede recrearse y que el futuro está por llegar, pero no sabemos si llegará a nosotros. Por otro lado el instante actual es la riqueza de la que somos dueños. Utilicemos entonces con la mayor sabiduría esa riqueza, destinándola fundamentalmente a nuestro propio crecimiento espiritual, profesional, social y material, recordemos que nadie puede dar lo que no tiene y si no somos ricos en amor, en sosiego y paz, no podremos amar ni socorrer al prójimo. Aprovecha, hermano y hermana que me lees, esa riqueza en tu humanización. Desarrolla igualmente tu capacidad para ser solidario con tus semejantes, con los menesterosos, con los desprotegidos. El momento actual es importante. No te paralices. Hazlo hoy. Tus ideas, tus pensamientos, tus proyectos, ponlos en práctica, hoy es el momento, hoy es tu día, hoy es el punto de partida para iniciar las grandes cosas.

Asimismo debemos cultivar el hábito de actuar siempre de manera positiva. En esta área hay que destacar que actuamos como pensamos y pensamos como actuamos. Es un binomio indisoluble. Por lo tanto es sugerente erradicar de nuestra mente los pensamientos negativos, puesto que pueden —y de hecho así sucede—, originar actuaciones desequilibradas, poco armónicas y hostiles, que en definitiva aumentan el riesgo de segregación, discriminación y aislamiento de quien actúe de esta manera. No dejemos entonces que estos pensamientos nos invadan y nos empujen a decir y obrar inadecuadamente, impertinentemente, agresivamente, de forma ofensiva o con actitudes deleznables.

La moraleja de todo este asunto es que debemos preferir ser bondadosos a ser justicieros. Porque la justicia es, siempre, aplicar la medida de darle a cada cual lo que le corresponde. En cambio la bondad es la práctica de dar siempre lo bueno, lo beneficioso, lo favorable, para aquellos que incluso no lo merecen, por una razón muy sencilla: quien yerra, quien ha vivido de espaldas a la verdad, a la decencia, a la probidad, y a los más sublimes valores del espíritu, siempre tienen la gran oportunidad de arrepentirse de sus pecados, en orden a no volverlos o cometer. Recordemos que el señor Jesús nos mandó perdonar hasta setenta veces siete. Tú decides: ¿Quieres mantener una buena relación con tu prójimo? Entonces ya sabes lo que tienes que hacer. ¡ÁNIMO! ¡GOZO! ¡ALEGRÍA!

(Tomada parcialmente de GONZÁLEZ FUENMAYOR, Mervy Enrique. Comentario al Vídeo Reflexivo: “Valoriza el momento actual”. Venezuela. 2008. SPE/SPI [En línea] http://mervyster.blogspot.com).

Read Full Post »


Oración: “Paz en tu amor”.

Por Mervy Enrique González Fuenmayor.

Tomada de su versión original del jueves 10 de julio de 1997.

Trasladada a la red el lunes 30 de marzo de 2009.

Ciudad y Municipio Maracaibo del Estado Zulia, República de Venezuela, América del Sur.

(Fragmentos elegidos de la sección: “MERVY GONZÁLEZ ESTÁ CONVERSANDO CON…” que formó parte de un programa radial en el que participó como conductor por espacio de cuatro años aproximadamente: 1996, 1997, 1998, 1999, que se trasmitía en una estación radioeléctrica ubicada en la ciudad de Maracaibo, Estado Zulia, República de Venezuela, América del Sur).

https://i2.wp.com/www.reclinux.net/david/viana/auroros/auroros_viana_misa_navarra_03.jpg


ORACIÓN —

Préndeme en tu fuego, mi Señor.

Fuego revelan tus palabras.

Fuego levantan tus milagros.

Eres fuego de Dios en cruz

de amor transfigurado.

Tu fuego es pan de vida

y vino de misterio consagrado.

Bendito fuego salvador,

acrisola mi vida en tu costado.

Dame la paz de tu amor.

Paz y guerra definen las huellas

remarcadas de tu paso.

La paz de tu Evangelio es guerra

y lucha de amor contra el pecado.

Abres caminos con tu andar

y dejas un mundo nuevo a tu paso.

Danos la paz de tu saludo

a tanto pueblo atribulado.

Dame ojos, Señor, que te sepan ver.

Me gusta disfrutar los hechos

diarios de la calle.

Amo la aurora y amo al sol.

Disfruto con la brisa de la tarde

y siento con placer

la voz de Dios en sus detalles.

Revela, mi Señor, tu voluntad.

Háblame al corazón y no te calles.

Hazme, Señor, instrumento de perdón.

La vida es un camino de paz y de fraternidad.

Cualquier ofensa recibida lleva

también consigo el don de perdonar.

Enséñame ¡oh! buen Jesús

y señor de la mañana,

a ser fuente de amor y paz.

Amén y amén.



— APLICACIÓN A NUESTRA VIDA —


ES SENCILLAMENTE EXTRAORDINARIO TENER LA OPORTUNIDAD DE HABLAR CON EL SEÑOR. Sentir su presencia amorosa. Sentir cómo un fuego de luz misteriosa, de amor, de paz, de serenidad y de sosiego va invadiendo muy lentamente toda nuestra vida y nuestro corazón. Y en este momento que anuncia el nacimiento de un nuevo tiempo, amigo y amiga que me lees, debemos hacernos el firme propósito de ser constructores de la paz. Cristo pacífico, príncipe de la paz, sé que la paz es la tranquilidad en el orden pero no en cualquier orden, sino en el orden de tu gracia. Tú proclamas: bienaventurado hijo de Dios el que construye la paz de la cual está enamorado. Esa paz que es calma y liberación, paciencia y perdón, misericordia y justicia. Pero también una paz que muchas veces es espada. Tú también dijiste, Señor: mi paz os dejo, mi paz os doy, no como el mundo la da, la doy yo. Esto supone, Señor que hay una paz según categorías mundanas y otra que es la paz que tú nos das. La paz del mundo se firma con una mano y se violenta con la otra. La paz del mundo es doble. Los enemigos de ayer son hoy nuestros aliados. Y nuestros enemigos de hoy son nuestros aliados de ayer. Tu paz es a veces espada, espada contra nosotros mismos, que somos nuestros peores enemigos. Sé que al entrar en una casa debo comunicar la paz y construir allí mismo la paz. Sé también que en muchas ocasiones tendré la paz al constatar que mi fe me ha salvado. Sé que tú viniste para enderezar nuestros pasos por los caminos de la paz. Sé también que tu apóstol deseaba gloria, honra y paz a todo el que practica el bien. Tu Padre nos dio la paz y aplastará a la cabeza de Satanás en el último día. Sé que el fruto de la justicia puede ser sembrado sólo en paz y que debo procurar que el día de la justicia de Dios nos encuentre en paz con Él y con el hermano. ¿Qué hago cuando la paz se ausenta de mi corazón, cuando la duda siembra allí sus gérmenes? Acordarme de ti, amar tu paz, saberme feliz y perdonado, saberme hijo de Dios. ¡ÁNIMO!, ¡GOZO!, ¡ALEGRÍA!



— NOTA DEL AUTOR —


AMIGOS Y AMIGAS, esta oración con comentario incluido, forma parte de una larga lista de ellas y que movido por el Espíritu Santo, ofrendaba al Señor de Lunes a Viernes a las siete de la mañana, en un programa radial de opinión, en el que participaba en compañía de una periodista, en el cual mi persona le dedicaba tres minutos o más (dependiendo de la Producción y/o de Máster) a orar y analizar esa oración aplicándola a la cotidianidad de nuestra vida, de nuestros actos, de nuestras alegrías, tristezas, éxitos, fracasos, tragedias, tribulaciones, bonanza, prosperidad, bienestar, etc. Todo con la intención de establecer como verdad aquella según la cual Dios siempre está con nosotros, que todo lo que nos ocurre es para bien, que existe un plan o proyecto de salvación para cada uno de nosotros diseñado por el mismísimo Dios, cuyo cumplimiento, decisión y elección depende de ti. Así que —parafraseando la escritura bíblica— “DIOS NOS HIZO SIN NUESTRO CONSENTIMIENTO, PERO NO NOS SALVARÁ SIN QUE LE OFREZCAMOS ESE CONSENTIMIENTO”. Es decir, nuestro permiso y autorización. El Señor es un caballero, y estará siempre a las puertas de nuestro corazón, para que le abramos y que pueda entrar para guiar nuestra vida y ofrecernos su santidad, gozo, alegría, discernimiento, sabiduría, y sus infinitos dones espirituales y materiales.

Read Full Post »


Oración: “La dicha del justo”.

Por Mervy Enrique González Fuenmayor.

Tomada de su versión original del viernes 30 de mayo de 1997.

Trasladada a la red el domingo 08 de marzo de 2009.

Ciudad y Municipio Maracaibo del Estado Zulia, República de Venezuela, América del Sur.

(Fragmentos elegidos de la sección: “MERVY GONZÁLEZ ESTÁ CONVERSANDO CON…” que formó parte de un programa radial en el que participó como conductor por espacio de cuatro años aproximadamente: 1996, 1997, 1998, 1999, que se trasmitía en una estación radioeléctrica ubicada en la ciudad de Maracaibo, Estado Zulia, República de Venezuela, América del Sur).

https://i1.wp.com/api.ning.com/files/6LpMGFP*8emrz2mlw6W7bwzZ2dts8qblCMCNadx9r20o81jm5wBpk6HRPhF1AnEpQ-LMds29tsxyax9QBi5YnoQ7B9-POpqK/2009.01.14_ScreenShot_1117.jpg


ORACIÓN —


Dichoso el que teme al Señor

y tiene alegría en sus mandatos.

Su descendencia será

poderosa en la tierra.

Su familia será gente

recta y bendecida.

En su casa habrá abundancia

y su prosperidad será durable,

para que el justo brille.

Porque para el justo brilla

una luz en las tinieblas,

por ser compasivo,

recto y bueno.

Feliz aquel que se compadece

y da prestado y administra

su hacienda con justicia.

Nada, absolutamente nada,

le hará estremecerse.

El recuerdo del justo es duradero.

No teme el justo a malas noticias,

pues su corazón,

confía seguro en el Señor.

Su valor se sostiene sin temor

y termina por ver

a sus opresores derrotados.

El justo reparte limosna a los pobres

y su generosidad es verdadera.

Su frente se yergue con honor.

El malvado al verlo le teme

e igualmente cuando el malvado

ve al justo se enfurece,

rechinando los dientes se consume.

La ambición del malvado se malogra.

Amén y amén.



— APLICACIÓN A NUESTRA VIDA —

EN ESTA PLÁTICA, ESTA CONVERSACIÓN, esta vinculación con el Señor en este momento, hemos hablado con Él, hemos conversado con el Señor para resaltar su Palabra que nos enseña el modelo de conducta del hombre justo. Ese hombre justo que vive una existencia dichosa. Se trata de un hombre que cultiva un preciso modo de ser, al cual debe corresponder una suerte muy dichosa. Es el hombre justo el hombre en esencia imagen y semejanza del Señor. La cualidad primera de ese hombre es el temor a Dios. Y este es el origen de todas las demás cualidades que adornan al hombre justo. Pero ese temor no es un temor patológico. No es un miedo enfermizo hacia Dios, ni es un pánico hacia Dios, sino es un temor reverencial. Es el temor de respeto por la voluntad del Señor. Es un temor fundado en el amor y la obediencia, porque Dios mismo es amor, de quien ama obedece y respeta. Porque si nosotros amamos, traducimos ese amor en la imposibilidad de causar daño, en vivir una vida apegada a las normas mas elementales de una conducta sana, respetando los sentimientos de los demás, respetando y obedeciendo las leyes tanto terrenales como los preceptos de Dios. He allí la cualidad del justo: su primera cualidad, el temor a Dios, pero fundado en el amor, porque Dios, creador de todas las cosas, es un Dios amoroso. No es el Dios que algunos pretenden imponer, el Dios castigador, el Dios sancionador, sino por el contrario el Dios misericordioso, que perdona, que te ama, que te da siempre las oportunidades que tú quieras para enmendarte, para arrepentirte, para seguir sus caminos y para que hagas su voluntad. Porque Él no quiere que nosotros caigamos en la tentación de abandonar el reino que el nos ofrece a través de Jesús su hijo. Por ello en este momento, hermano y hermana lectora, vamos a emular las cualidades del hombre justo, para asegurar el tránsito a la mansión que el Señor nos tiene preparados. También le hemos dicho al Señor que el malvado se enfurece cuando ve al justo y que le teme al verbo, le teme a la palabra, porque el malvado vive en la oscuridad y no quiere saber nada de la luz. El justo en cambio vive rodeado de la luz infinita y perpetua que da el Señor. Por ello el malvado rechina sus dientes y se enfurece. Porque el justo es luz, luz que le ha sido regalada por el Señor, que es premio a su conducta, a su actitud, a su solidaridad, a su amor por Dios por encima de todas las cosas y a su amor por el prójimo, por el desprotegido, por el que no tiene, por su actitud de compartir. Por ello hermano y hermana que me lees, la justicia debe ser siempre el norte de nuestra vida, justicia con paz, justicia con amor, justicia siguiendo y cumpliendo la palabra del Señor ¡ÁNIMO!, ¡GOZO!, ¡ALEGRÍA!



— NOTA DEL AUTOR —

AMIGOS Y AMIGAS, esta oración con comentario incluido, forma parte de una larga lista de ellas y que movido por el Espíritu Santo, ofrendaba al Señor de Lunes a Viernes a las siete de la mañana, en un programa radial de opinión, en el que participaba en compañía de una periodista, en el cual mi persona le dedicaba tres minutos o más (dependiendo de la Producción y/o de Máster) a orar y analizar esa oración aplicándola a la cotidianidad de nuestra vida, de nuestros actos, de nuestras alegrías, tristezas, éxitos, fracasos, tragedias, tribulaciones, bonanza, prosperidad, bienestar, etc. Todo con la intención de establecer como verdad aquella según la cual Dios siempre está con nosotros, que todo lo que nos ocurre es para bien, que existe un plan o proyecto de salvación para cada uno de nosotros diseñado por el mismísimo Dios, cuyo cumplimiento, decisión y elección depende de ti. Así que —parafraseando la escritura bíblica— “DIOS NOS HIZO SIN NUESTRO CONSENTIMIENTO, PERO NO NOS SALVARÁ SIN QUE LE OFREZCAMOS ESE CONSENTIMIENTO”. Es decir, nuestro permiso y autorización. El Señor es un caballero, y estará siempre a las puertas de nuestro corazón, para que le abramos y que pueda entrar para guiar nuestra vida y ofrecernos su santidad, gozo, alegría, discernimiento, sabiduría, y sus infinitos dones espirituales y materiales.

Read Full Post »


Oración: “Eres quien eres, sobre todo”.

Por Mervy Enrique González Fuenmayor.

Tomada de su versión original del lunes 04 de agosto de 1997.

Trasladada a la red el miércoles 11 de febrero de 2009.

Ciudad y Municipio Maracaibo del Estado Zulia, República de Venezuela, América del Sur.

(Fragmentos elegidos de la sección: “MERVY GONZÁLEZ ESTÁ CONVERSANDO CON…” que formó parte de un programa radial en el que participó como conductor por espacio de cuatro años aproximadamente: 1996, 1997, 1998, 1999, que se trasmitía en una estación radioeléctrica ubicada en la ciudad de Maracaibo, Estado Zulia, República de Venezuela, América del Sur).

https://i1.wp.com/jesuschrist.lds.org/JesusChrist_files/images/quote-image-who-is-jesus-2.jpg

ORACIÓN —

No me condenes, Señor.

Aunque mil hombres me condenen,

Tú eres la fuente de mi paz,

conozco tu mirada de perdón

y tu palabra de bondad.

¡Qué grande es tu ternura,

cuando te inclinas para levantar!

Enséñame, Jesús, en este día,

a comprender y a no juzgar.

Eres quien eres, sobre todo.

De nuevo te confieso mi Señor,

en cruz, crucificado.

Gozosamente te bendigo:

mi Dios y mi Salvador.

Concédeme saber mirarte en esa cruz,

adivinar quién eres

y rendirme a tus pies con amor.

Enséñame señor a morir para vivir.

La carne no es eterna;

está sembrada en corrupción.

El Hombre muere

y con su muerte anuncia la resurrección.

Qué triste resultara la noche

si no anunciara el sol.

Señor Jesús, sumérgeme en tu muerte

para que anuncie tu resurrección.

Amén y amén.



— APLICACIÓN A NUESTRA VIDA —


EN ESTE MOMENTO CARGADO DE MATICES MULTICOLORES hemos conversado con el Señor, hemos dialogado con Él y en este diálogo le hemos glorificado, le hemos hecho saber que Él es nuestro Dios y Salvador. Le hemos manifestado que nos enseñe a comprender y a no juzgar, pero también le hemos puesto de manifiesto al Señor que Él es el centro de nuestra vida y que hemos comprendido que la carne es corrupción y que el Hombre tiene su muerte, pero al morir anuncia la resurrección, pues si por un hombre la muerte y el pecado entró a la vida del Hombre, por la muerte y por uno que no tuvo pecado, vino la Salvación: Jesús, Pan de Vida, camino de la luz y la verdad. Y en este momento, hermanos y hermanas, es bueno reflexionar que tenemos que dejar a un lado los ídolos que la sociedad nos ofrece en esa vorágine de transculturación, no seremos idólatras ni supersticiosos, porque tenemos a Cristo, tenemos al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, así como la virgen venerable su madre María. Señor, Dios padre todopoderoso y eterno, único digno de gloria, sé que sólo a Ti debo adorar si quiero ser feliz. A veces adoro a hombres y a objetos: soy un idolatra. Tú fuiste honrado por los justos de la antigua alianza, tú eres honrado en tu Hijo por quienes hoy te aman. Reconocen en su persona a ti en su presencia. Sé que en el cielo todo será adoración y caridad. Se que allí no podremos hacer otra cosa sino adorarte en el cara a cara de tu visión. Pero mi tragedia, Señor, es aquí. No debo honrarte desde la carne sino en espíritu y en verdad. Se que la idolatría es un gran pecado y aunque no sea un idólatra con toda su grave formalidad me he forjado ídolos que te reemplazan: el dinero, tal o cual artista de cine, mi ropa fina, mi fama, mi cultura y me doy cuenta, Señor, que a esta actitud de espíritu, añado la superstición, que es un feo modo de infidelidad que surca la historia de nuestro pueblo. También, Señor, a veces creo en la magia y en la posibilidad de ciertos males y pavas, y me pregunto: ¿qué lugar ocupas tu en todo esto? ¿No eres tú acaso más grande que los magos? ¿No eres más poderoso que los hacedores de males? ¿No eres Tú, Señor, más inteligente que las curanderas que descubren mi pava? Soy un infeliz en el sentido propio de la palabra. No he sabido descubrir que Tú eres la sabiduría y que sólo Tú eres capaz de llenar mis ansias de felicidad y de atenuar mis miedos, no me he dado cuenta a pesar de los años que llevo de bautizado, que en tu Palabra debo encontrar mi paz y mi salvación. Que sólo allí está revelado todo lo que necesito para saciar mis deseos y más allá del hambre de Dios que llevo en mí. Señor Jesús, nuevamente hazme feliz, barre con mi idolatría y mi superstición. ¡ÁNIMO!, ¡GOZO!, ¡ALEGRÍA!



— NOTA DEL AUTOR —


AMIGOS Y AMIGAS, esta oración con comentario incluido, forma parte de una larga lista de ellas y que movido por el Espíritu Santo, ofrendaba al Señor de Lunes a Viernes a las siete de la mañana, en un programa radial de opinión, en el que participaba en compañía de una periodista, en el cual mi persona le dedicaba tres minutos o más (dependiendo de la Producción y/o de Máster) a orar y analizar esa oración aplicándola a la cotidianidad de nuestra vida, de nuestros actos, de nuestras alegrías, tristezas, éxitos, fracasos, tragedias, tribulaciones, bonanza, prosperidad, bienestar, etc. Todo con la intención de establecer como verdad aquella según la cual Dios siempre está con nosotros, que todo lo que nos ocurre es para bien, que existe un plan o proyecto de salvación para cada uno de nosotros diseñado por el mismísimo Dios, cuyo cumplimiento, decisión y elección depende de ti. Así que —parafraseando la escritura bíblica— “DIOS NOS HIZO SIN NUESTRO CONSENTIMIENTO, PERO NO NOS SALVARÁ SIN QUE LE OFREZCAMOS ESE CONSENTIMIENTO”. Es decir, nuestro permiso y autorización. El Señor es un caballero, y estará siempre a las puertas de nuestro corazón, para que le abramos y que pueda entrar para guiar nuestra vida y ofrecernos su santidad, gozo, alegría, discernimiento, sabiduría, y sus infinitos dones espirituales y materiales.

Read Full Post »


Artículo: Ser libre, justo o misericordioso: ¿qué hacer?

Por Mervy Enrique González Fuenmayor

Redactado el domingo 01 de febrero de 2009

Publicado en la Red el martes 03 de febrero de 2009

Ciudad y Municipio Maracaibo del Estado Zulia. República de Venezuela. América del Sur.

madre-teresa

LA SIGUIENTE NOTA tomada de Internet, es propicia para reflexionar sobre los temas de la justicia, la libertad, la misericordia, la fe, etc. Sin adelantar mi opinión sobre su contenido, no obstante que poseo coincidencias con algunas de sus expresiones, resérvome mi irrestricta carencia de solidaridad con sus tesis. La única razón por la cual la someto al microscopio de mis lectores, es la gran fuerza de estímulo en la búsqueda de la Verdad, en orden de lograr la salvación de nuestra alma. En otra oportunidad abordaré con detalle el tema. Aspiro que la transcripción siguiente genere mas provecho que inutilidad. Amén y amén…


Entonces, ¿qué hacer? La respuesta es Convertíos “estad vigilantes pues no sabéis ni el día ni la hora”, si no ocurrirá como “al siervo inútil, arrojado a las tinieblas exteriores y el rechinar de dientes.


Como dice la parábola del rico Epulón y el pobre Lázaro. “Había un hombre rico que vestía de púrpura y lino finísimo, y cada día celebraba espléndidos banquetes. Un pobre, en cambio, llamado Lázaro, yacía sentado a su puerta, cubierto de llagas, deseando saciarse de lo que caía de la mesa del rico. Y hasta los perros, acercándose le lamían sus llagas. Sucedió, pues, que murió el pobre y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; murió también el rico y fue sepultado. Estando en el infierno, en medio de los tormentos, levantando sus ojos vio a lo lejos a Abrahán y a Lázaro en su seno; gritando, dijo: Padre Abrahán, ten piedad de mí y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua y refresque mi lengua, porque estoy atormentado en estas llamas. Contestó Abrahán: Hijo, acuérdate de que tú recibiste bienes durante la vida y Lázaro, en cambio, males; ahora, pues él es aquí consolado y tú atormentado. Además de todo esto, entre nosotros y vosotros hay interpuesto un gran abismo, de modo que los que quieren atravesar de aquí a vosotros, no pueden; ni pueden pasar de ahí a nosotros. Y dijo: Te ruego entonces, padre, que le envíes a casa de mi padre, pues tengo cinco hermanos para que les advierta y no vengan aquí también a este lugar de tormentos. Pero le replicó Abrahán: Tienen a Moisés y a los Profetas.¡Qué los oigan!. El les dijo: No, padre Abrahán; pero si alguno de entre los muertos va a ellos, se convertirán. Y le dijo: si no escuchan a Moisés y a los Profetas, tampoco se convencerán aunque uno de los muertos resucite.
Mirando la parábola del rico Epulón podemos ver lo siguiente: Después de la muerte no cabe conversión posible, ya se dieron todas las oportunidades en la vida temporal. Los condenados al igual que los demonios tienen fe, pero carecen de caridad y de esperanza sufriendo de una manera horrenda de tal manera que un consuelo tan mínimo como mojar un poco la lengua les parezca un gran alivio. Pero lo más terrible es que el cielo y el infierno están separados por un abismo insondable, que no se puede atravesar en ninguna de las dos direcciones. La razón es que en el infierno no cabe amor de Dios. Por último es muy aplicable al caso que meditamos que no reaccionarán los hombres por cosas extraordinarias, como avisos de los muertos, si no están dispuestos a usar los medios ordinarios previstos por Dios: la ley de Dios y la Iglesia, diríamos los cristianos. Los que odiaron a Lázaro resucitado son una buena prueba de esta actitud tan obcecada.


¿Y la libertad? El más allá también nos da luces para entenderla mejor. En los hombres la libertad es un riesgo, pues podemos usarla mal y pecar; esos pecados pueden conducir al infierno si son graves o al purgatorio si son leves. Pero existe el Cielo como premio conseguido por el buen uso de la libertad que responde de un modo positivo a la gracia de Dios. Si no hubiese Cielo o Infierno toda conducta sería equivalente. La libertad sería una libertad sin consecuencias. Hagas lo que hagas da igual porque el destino es el mismo, es igual amar que odiar, robar que trabajar, ser generoso o egoísta y eso no es lógico ni coherente. Dios toma en serio al hombre, y no quiere quitarle su libertad. Existe un riesgo, pero con hombres libres el universo es eternamente más hermoso, porque los hombres pueden amar libremente. No somos ni máquinas, ni animales, sino seres libres con todas las consecuencias que esto lleva consigo.


¿Y la justicia? Basta una mirada superficial al mundo para comprobar la multitud de injusticias que quedan impunes en esta tierra. Esto contrasta más aún con la vida dura de muchos inocentes o de los males que padecen algunos por culpa de otros. ¿Pensar que la suerte de todos serán igual después de esta vida es algo que irrita porque es injusto? Dios es el único Justo con plenitud, El juzgará a cada hombre con todos los agravantes y excusas posibles, aunque atempere su justicia con la misericordia, será verdadera justicia basada en la verdad plena. Si en esta vida la justicia es una aspiración siempre imposible de llenar, en la otra vida será plena y total. Es muy posible que muchas de las violencias de nuestros tiempos tengan un fundamento no pequeño en la pérdida del sentido de un Dios absolutamente justo que dará a cada uno según sus obras. Muchos se comportarían con menos violencia y desvergüenza si fuesen conscientes del castigo que corresponde a la injusticia y el escándalo. Otros muchos se alegrarán con el premio justo que Dios se reserva para los hombres de buena voluntad. “Cuando se choca con la amarga injusticia de esta vida, ¡cómo se goza el alma recta, al pensar en la Justicia eterna de su Dios eterno!”.

¿Y la misericordia? No se opone a la justicia ya que ambas se basan en el Amor de Dios. La misericordia se manifiesta en la multitud de ayudas que el hombre recibe en esta vida. Basta mirar el Sacrificio de Cristo en la Cruz para comprobar hasta donde puede llegar la misericordia divina; si a ello sumamos las muchas gracias que todo hombre recibe y la gracia suficiente para salvarse, que es como una gracia especial para que nadie pueda decir que él no ha tenido las oportunidades suficientes para salvarse, nos encontramos con un derroche de misericordia que equilibra lo que exige la justicia. Incluso es posible pensar que el mismo infierno está atemperado por la misericordia divina dentro de su eterno sufrimiento, pues podía ser peor por la malicia que lleva consigo el pecado y la resistencia a la gracia redentora que Dios ofrece con amor liberal. El infierno es la autoexclusión del amor de Dios -del cielo- del que rechaza la misericordia de Dios.


Pero el tema que más nos interesa es la noción de Dios que refleja la justicia de Dios. Puede infiltrarse un resentimiento de temor que lleve a pensar que Dios es cruel, o que es un Padre malo, o poco bondadoso. Y esto es lo que, de hecho ocurrió a algunos como se puede ver en las controversias sobre la justificación entre Lutero y los católicos, y luego los gritos sobre la crueldad de Dios en Nietzsche, que se repiten en la calle cuando los hombres sufren y no entienden el sufrimiento.


Lutero, siempre vehemente, empezó siendo un religioso muy estricto y celoso en el cumplimiento de la regla, dando la impresión de un esfuerzo demasiado duro, y probablemente, escrupuloso, sino verdaderamente pecador como él mismo dice.. Esa tensión aumenta por las dificultades de la práctica y, sobre todo, cuando advierte la persistencia de las malas inclinaciones, a pesar del uso reiterado de los sacramentos y de las prácticas ascéticas recomendadas en las reglas monásticas. Esto le produce una gran insatisfacción y desasosiego interior: “¿Cómo conseguir un Dios clemente?” (WA 37,661,29).

Inesperadamente, en lo que considera una iluminación, encuentra consuelo y solución en la Carta a los Romanos. Al final de su vida (1545) recuerda la experiencia: “Cuando, tras meditar día y noche, por la misericordia de Dios, encontré la relación de estas palabras ‘la justicia de Dios se revela en él como está escrito: el justo vive de la fe’ empecé a pensar que la justicia de Dios es aquella por la que el justo vive por el don de la fe, es decir, por la fe; y que el sentido era que la justicia de Dios se revela por el Evangelio: justicia pasiva por la que Dios misericordioso nos justifica por la fe, como está escrito ‘el justo vive por la fe’ (…). Este pasaje de Pablo fue para mí la puerta del paraíso” (WA 54, 186). Llega a la conclusión de que la vida cristiana consiste en ponerse en manos de Dios y confiar firmemente en su perdón. No hay que pensar en la justicia de las obras, sino en el perdón de Dios anunciado por el Evangelio (Para él, la “Buena Nueva” consiste precisamente en ese perdón). Desde entonces la Carta a los Romanos, especialmente en los capítulos 3 a 7, es la clave para su interpretación de la fe cristiana. Y se convierte en el texto básico de la tradición luterana”.

(Tomado de CASES, Enrique. ¿Quién es Dios? SPE/SPI).

Read Full Post »

Older Posts »