Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘esfuerzo’


La Nota Corta: “Prohibido decir: Hoy no puedo”.

Por Mervy Enrique González Fuenmayor.

Redactada el martes 14 de abril 2009

Publicada en la Red el domingo 26 de abril de 2009.

Ciudad y Municipio Maracaibo del Estado Zulia, República de Venezuela, América del Sur.

https://i0.wp.com/3.bp.blogspot.com/__17aGsiRzH0/SYT3QW-jtyI/AAAAAAAAABE/xz3eFfPqWm0/s320/no+puedo.jpg


¡CUÁNTO NOS CUESTA A NOSOTROS iniciar un proyecto, un plan, una misión, o desarrollar una idea! Ello sucede comúnmente porque primero vemos los obstáculos, las dificultades que rodean al proyecto, los medios necesarios para concretarlos e incluso el tiempo y las fuerzas que nosotros debemos invertir para lograrlos. Es decir, primero vemos el problema sin aspirar a encontrar la solución. Actuamos como el soldado que va a la guerra con la creencia de que la va a perder. Es obvio que aunque tuviese más fuerza que el enemigo y sus armas fuesen más potentes, aún así la perdería, pues su actitud de derrota lo ha condicionado, lo ha programado para perderla.

En la vida cotidiana nos paralizamos cada vez que tenemos que enfrentarnos a una situación difícil. Creemos que la mayor parte de las veces las situaciones difíciles, adversas o graves que tocan nuestra puerta, son mayores a nuestra disposición, medios y fuerzas de las que disponemos para vencerlas. Nos mostramos perdidosos, vencidos y derrotados antes de comenzar la batalla para solucionar nuestros problemas. En otras ocasiones nuestro principal enemigo no es el desgano o la mala actitud diferente a los problemas, sino ese terrible vicio de dejar para mañana lo que debemos hacer hoy. Es la comodidad hecha regla. Es pensar que el tiempo tiene que ajustarse a nosotros y no nosotros al tiempo. En otros aspectos nos vencen las voces agoreras de nuestro entorno, de esos “familiares”, de esos “amigos”, que continuamente nos dicen que no somos capaces de hacer tal o cual cosa y que deberíamos dedicarnos a tal o cual actividad. Nunca nos reconocerán que somos capaces de realizar cualquier cosa. Somos víctimas del “qué dirán” y de la opinión determinante de los “otros”, de manera que nuestro presente y nuestro futuro no son ni serán el resultado de una decisión libre y espontánea, sino más bien de la decisión de los “otros”. Triste realidad, pero así es. De esta manera podemos seguir enunciando las hipótesis en las cuales nos movemos y que dan como resultado la frase típica de “no puedo hacerlo”.

Presento a mis lectores un conjunto de normas y de reglas el libro: “SECRETOS PARA TRIUNFAR EN LA VIDA” (SALESMAN Eliecer. Bogotá. Colombia. Editorial Centro Don Bosco. 1991. Págs. 170-171):


“1.-Solamente la acción es la palanca que pone en movimiento la gran planta de energía que hay en mi personalidad. La acción es el combustible que lleva al éxito. Por eso: “Procederé ahora mismo”.


2.-El temor detiene el éxito. Al temor se le vence con la acción. Al tigre del terror lo hace huir el conejito de la acción. Empieza a obrar y el temor se va alejando.

3.- la luciérnaga sólo proyecta luz cuando va volando. Mi personalidad solamente podrá demostrar los valores que tiene si me dedico a obrar.


4.-No dejaré las tareas de hoy ni las postergaré para mañana. Es mejor fracasar actuando, que quedarse sin hacer nada y fracasar lo mismo.


5.-Procederé ahora mismo. Procederé ahora mismo. Procederé ahora mismo. Estas palabras repetidas se me tienen que convertir en una costumbre como la de respirar.


6.-Cuando el fracasado exclame: “dormiré una hora más”, yo me levantaré diciendo: “procederé ahora mismo”. Cuando el pusilánime esté pensando: “quizá no voy a tal cliente porque me va a recibir mal”, yo iré hacia dicho señor repitiéndome “procederé ahora mismo.


7.-Cuando el otro pase por frente a la puerta sin llamar porque teme que no lo atenderán, levantaré mi mano para tocar la puerta, y mientras tanto iré repitiendo: “procederé ahora mismo”.


8.-Cuando desanimado oiga una voz traicionera que me grita: “ya no luchemos mas, que todo es inútil”, levantaré mi paso de vencedor y diré entusiasmado “procederé ahora mismo” y transitaré por los caminos por donde un fracasado no se atreve a andar, y trabajaré cuando un fracasado se dedicaría a descansar, y hablaré mientras un fracasado se quedaría en silencio. Afirmaré: “todavía es posible”, cuando un pesimista exclame: “ya es demasiado tarde”.


9.-“Mañana” que sea la palabra de los haraganes. Mi palabra es “ahora”, por qué ese es mi tesoro. Cuando el león tiene hambre ataca Yo tengo hambre de éxitos y quiero obrar para conseguirlos, pero no desde mañana, sino desde “ahora mismo”.


10.-Mi momento oportuno es el “ahora.”. Si dejo para más tarde el empezar la obra, Dios puede vender a otros los éxitos que tenía para mí. El mundo es de Dios pero Él se lo alquila a los valientes.”

Ya lo debemos tener claro: nadie hará nuestro trabajo, nadie se esforzará como nosotros para hacer lo que se requiera para lograr el éxito, el triunfo y la victoria. ¡Animo! ¡Gozo! ¡Alegría!

Anuncios

Read Full Post »


La Nota Corta: “La verdadera pobreza”.

Por Mervy Enrique González Fuenmayor.

Redactada el viernes 10 de abril de 2009

Publicada en la Red el sábado 11 de abril de 2009.

Ciudad y Municipio Maracaibo del Estado Zulia, República de Venezuela, América del Sur.

[POBBREZA+LA+VERDADERA++B.MEGF.VIERNES+10+ABRIL+2009.IMG_9963.jpg]


A VECES PENSAMOS QUE SER POBRES es únicamente carecer de medios económicos suficientes para subsistir, cuando lo verdaderamente cierto es que la real pobreza deviene de nuestra mente, de nuestra actitud, de nuestro espíritu y de nuestra disposición para proponernos metas, objetivos, ideales, y para desplegar todos los esfuerzos necesarios para hacerlas materiales, para concretarlas, para cumplirlas, para conseguirlas. Como auxilio pedagógico me valgo de las definiciones y significados que el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española (D.R.A.E.) le atribuye a las voces: a) pobre y b) pobreza:


pobre.
(Del lat. pauper, -ēris).1. adj. Necesitado, que no tiene lo necesario para vivir. U. t. c. s.2. adj. Escaso, insuficiente. Esta lengua es pobre de voces.3. adj. Humilde, de poco valor o entidad.4. adj. Infeliz, desdichado y triste.5. adj. Pacífico, quieto y de buen genio e intención.6. adj. Corto de ánimo y espíritu.7. com. mendigo.¶ MORF. sups. paupérrimo – cult.-, pobrísimo.~ de solemnidad.1. m. El que lo es de notoriedad.~limosnero.1. m. mendigo.~ voluntario.1. m. El que voluntariamente se desapropia de todo lo que posee, como hacen los religiosos con el voto de pobreza.~ y soberbio.1. m. El que, teniendo necesidad de auxilio o socorro, procura ocultarlo no admitiéndolo, o el que no se contenta con lo que le dan o con el favor que le hacen, por creerse merecedor de más.~ de mí.1. loc. interj. Triste, infeliz, pecador de mí.~ de ti, de él, etc.1. locs. interjs. U. c. amenaza.


pobreza.
(De pobre).1. f. Cualidad de pobre.2. f. Falta, escasez. 3. f. Dejación voluntaria de todo lo que se posee, y de todo lo que el amor propio puede juzgar necesario, de la cual hacen voto público los religiosos el día de su profesión.4. f. Escaso haber de la gente pobre.5. f. Falta de magnanimidad, de gallardía, de nobleza del ánimo.

Dentro de las acepciones transcritas del término pobre debe destacarse la que alude a “corto de ánimo y espíritu”. Resulta claro que quien posee cortedad de ánimo, es una persona carente de iniciativas, incapaz de plantearse retos, metas y objetivos. Se trata de individuos resignados, portadores de un conformismo que conduce a la conmiseración y a la piedad. Son fantasmas sociales, vacíos de fuerza vital y espiritual, constituyen la negación del progreso, del esfuerzo, de la superación, y son en definitiva paradigmas de lo indeseable y negación del espíritu creador, constructivo y cristiano. Así como lo lees, tienen estos pobres un espíritu anti-cristiano que se manifiesta en su egoísmo, en su precariedad mental, y en el pensar que basta con lo que hoy se consiguió y que “mañana será otro día”. Son los que afirman que lo importante es vivir el día a día, lo que les importa es el día de hoy y “mañana ya veremos”. Dicen que “como vaya viniendo vamos viendo”, y de esta manera no solamente se convierten en un fardo para la sociedad, sino en una barrera que limita las posibilidades del desarrollo colectivo.

He aquí una muy estrecha semblanza de estos verdaderos pobres: Viven prácticamente en zonas marginales (no necesariamente), en la intemperie o una vivienda de muy pequeña superficie, a veces sin servicios, y con pocas o ninguna habitación, sin sala de baño y otras “pequeñas incomodidades”. Generalmente procuran tener una numerosa familia, cinco o mas hijos, sin tener en consideración que no poseen los medios económicos que se requieren para que se desarrollen plenamente saludables, educacional y socialmente bien formados.

En estos hogares por lo regular los padres y demás familiares no contribuyen con sus actos a modelar conductas éticas, positivas, constructivas, de superación. Por el contrario, lo normal es el consumo excesivo de licor, algunas veces los padres son victimas de la drogadicción, la promiscuidad, las conductas ilícitas como los juegos de envite y azar, el hurto, el robo, el homicidio etc. Los hijos en vez de alejarse de estas actitudes y modos de proceder, los copian, por ello ya a los catorce años ya tienen mujer, y la niña ya ha tenido su primer aborto o su primer hijo. Escasamente obtienen su certificado de haber obtenido su educación primaria. De allí emigran a otra zona o barrio marginal más lejos de la ciudad en que nacieron, y sus hijos harán lo mismo, formándose un circulo vicioso, del cual pareciese no haber salida. Por eso la pobreza es un fardo para la sociedad que antes de atenuarse o desaparecer, sigue in crescendo, sigue aumentando por lo que los pobres serán cada día más en número y más pobres en recursos. ¿DE QUIEN LA RESPONSABILIDAD? ¿DE LA SOCIEDAD? ¿DE LOS QUE TIENEN CORTEDAD DE ÁNIMO Y DE ESPÍRITU?


JUZGUE USTED AMIGO LECTOR…

Finalmente debe quedar claro que esta Nota Corta no pretende humillar ni ofender a los pobres, es solamente una percepción de lo que acontece en la realidad. Este tipo de pobres como ya he dicho, son aquellos que han decidido seguir siendo pobres, que no han querido superarse, que no han deseado salir de ese estado de insuficiencia económica y de pobreza intelectual y mental. Valga aquí, lo que hemos venido afirmando en los diversos materiales culturales y de información académica, social y reflexiva que hemos publicado: QUIEN QUIERE PUEDE…TODO LO PUEDO EN CRISTO QUE ME FORTALECE ¡Ánimo! ¡Gozo! ¡Alegría!

Read Full Post »


Vídeo Reflexivo: “Si no tuviste éxito”.

Grabado el martes 30 de diciembre de 2008.

Trasladado a la red el miércoles 28 de enero de 2009.

Comentario de Mervy Enrique González Fuenmayor.

Ciudad y Municipio Maracaibo del Estado Zulia, República de Venezuela, América del Sur.

LO PRIMERO QUE HACEN LAS PERSONAS que fracasan en los proyectos que se han trazado es echarse a morir. Piensan que ya el mundo para ellos terminó y que no tendrán una nueva oportunidad para seguir adelante y desarrollar los esfuerzos necesarios para conquistar aquellas metas en las cuales inicialmente fallaron. Si no tuviste éxito en un proyecto, no por eso se agotaron las posibilidades de triunfar. Aprende a sacar ventaja de los errores cometidos. Examina las causas del resultado fallido y aprovecha la experiencia de tus errores para que, ante un nuevo plan, te actives inteligentemente hasta verlo realizado. No pierdas el tiempo es lamentaciones estériles. Mira con esperanza tus probabilidades de salir adelante.

(LÓPEZ FERNÁNDEZ, Tiberio. 366 Maravillosas Motivaciones. Bogotá. Colombia. Ediciones Paulinas. 1998. p 61).

En la Sagrada Escritura, en una de las Epístolas de San Pablo se encuentra este versículo: “renovaos por la transformación de vuestra mente”. Este verso nos da una idea de la importancia que posee el alejar de nosotros los malos pensamientos, en virtud de la influencia que los mismos ejercen sobre nuestra realidad presente y futura. Si usted sale de su casa en la mañana con el pensamiento de que va a tener un mal día, seguramente lo tendrá, ya que usted con conocimiento o sin él, se programó y creó las condiciones para ese mal día. De allí la importancia de mantenerse mentalmente sano. Ello se logra no solamente preservando los pensamientos positivos, sino más bien entregándonos a Dios, pidiéndole a Él su dirección y el control sobre nuestras vidas. De cierto les digo que la paz, la alegría y la felicidad estará siempre con nosotros.

(Tomado de GONZÁLEZ FUENMAYOR, Mervy Enrique. Comentario al Vídeo Reflexivo “Visualízate triunfando”. SPE / SPI 2008. Disponible en http://www.mervyster.blogspot.com).

Read Full Post »


Vídeo Reflexivo: “Ideas: combustible de realizaciones”.

Grabado el martes 30 de diciembre de 2008.

Trasladado a la red el sábado 24 de enero de 2009.

Comentario de Mervy Enrique González Fuenmayor.

Ciudad y Municipio Maracaibo del Estado Zulia, República de Venezuela, América del Sur.

HE CREÍDO PERTINENTE incluir como nota introductoria en el presente vídeo reflexivo, algunas notas que fungieron como tal en otro vídeo reflexivo que escribí hace algún tiempo y cuyo pie de página lo verá el lector al final de la cita correspondiente. Ese vídeo lo intitulé ¿CÓMO NACEN LAS COSAS BUENAS? Me valgo de aquellas notas en razón del excelente ejemplo que constituye la enseñanza del Señor relativa a la semilla que cae en tierra fértil y al árbol que da buenos frutos y al sembrador. Todavía hay gente que equivocadamente piensa, que basta conque la semilla sea fértil para tener un buen fruto o mejor dicho para que el árbol generado por ésa semilla pueda dar frutos buenos. Sin embargo esto no es totalmente cierto, ya que se requiere la precisión del proceso de sembrar, de germinación de la semilla, de la determinación de su naturaleza, del nacimiento de todos los frutos deseados. Pero todavía existen otros factores que son necesarios, imprescindibles y de inexcusable auxilio para culminar con el éxito pretendido. Se trata del viñador, del agricultor, del que coloca la simiente, del sembrador y también, por supuesto, del árbol, de su prestancia y disposición para crecer erguidamente y generar buenos frutos. Las ideas son así: son como semillas que dependiendo de su naturaleza buena o mala, fértil o infértil, generarán a un árbol bueno o malo, que existiendo un cuidador, un viñador, un sembrador, el que coloca la simiente, que esté pendiente del árbol, habrá semilla fértil y todo lo demás. Pero sin estas actuaciones, si no se desarrollan los esfuerzos idóneos para lograr que las ideas se concreten, ciertamente, se estará lleno de ideas positivas, no obstante al no materializarlas será como que si nunca se hubiesen tenido. Por ello las ideas son un combustible para las realizaciones y no la realización en sí. Observemos entonces la cita que a continuación efectúo y dejo al lector, sus argumentaciones y opiniones para precisar si son o no útiles:


“No siempre la semilla que cae en tierra fértil dará fruto, en ello está involucrado no solo el factor climático, sino también el que la naturaleza de la semilla sea buena. En otras palabras, refiriéndose a la Parábola del Viñador, el Señor Jesús nos enseña que la semilla que cae en tierra fértil germina, pero en alguna otra parte de la Santa Escritura puntualiza que “del árbol bueno se extraen buenos frutos, y del malo frutos malos”. Con esto el Señor hace una gran diferencia entre el ser, el querer ser y el esfuerzo por ser. Con esto se explica a los sabios una gran verdad: la semilla simple y llanamente por ser buena no garantiza que una vez que germine el árbol sea bueno. Para ello se requiere la mano de un buen viñador, de un buen agricultor, y el deseo del árbol en crecer erguido y lleno de salud. Por otra parte, si la semilla germinó y el árbol surgió erguido y con salud, falta ahora que sus frutos sean buenos y apetecibles, y en este aspecto también es necesaria la disposición del árbol a llevar esos frutos de manera tal que no puedan ser expulsados de sus ramas antes de tiempo o después del tiempo necesario para cosecharlos. Al aplicar al ser humano todas estas explicaciones se llega a la consecuencia siguiente: Primeramente todos tenemos el derecho a nacer con vida y esa vida en principio debe ser sana. Pero algunas madres o padres no están pendientes de la salud del niño, y por ello o mueren o crecen con algún defecto físico, mental o espiritual. Pero en la hipótesis de que haya recibido un buen cuidado, ese niño crecerá y se hará un hombre saludable, pero como posee libre albedrío, tomará decisiones que pudieran o no ser correctas, y no siéndolas generará consecuencias negativas para su entorno, para la sociedad o la Humanidad y para él mismo. Estaríamos hablando entonces de un árbol malo que no puede dar frutos buenos en razón de sus actitudes, principios, convicciones y decisiones. Ojalá y este vídeo contribuya a despejar algunas dudas y podamos ser ramas de un árbol que dé buenos frutos, es decir, hijos dilectos del buen Dios, para emular a Jesús el Hijo del Hombre, el Príncipe de la Paz, el Rey de Reyes y Señor de Señores.”

(Tomado de GONZÁLEZ FUENMAYOR, Mervy Enrique. Comentario al Vídeo Reflexivo “¿Cómo nacen las cosas buenas?”. SPE / SPI 2008. Disponible en http://www.mervyster.blogspot.com).

Read Full Post »