Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Vídeos Reflexivos’ Category


Vídeo Reflexivo: “Niña, ¡párate!”.

Grabado el jueves 19 de marzo de 2009.

Trasladado a la red el jueves 9 de abril de 2009.

Comentario de Mervy Enrique González Fuenmayor

Ciudad y Municipio Maracaibo del Estado Zulia, República de Venezuela, América del Sur.

LA PALABRA DE DIOS, tomada del Evangelio según San Marcos (5,35-43), nos presenta un cúmulo de enseñanzas extraordinarias en orden de entender las mismas y en relación con nuestras vivencias diarias. La fe, la muerte, la resurrección y el poder de Dios se destacan con gran fuerza en este hermoso texto bíblico que a continuación transcribimos:

EVANGELIO SEGÚN SAN MARCOS 5,35-43:

35 Todavía estaba hablando, cuando llegaron unas personas de la casa del jefe de la sinagoga y le dijeron: «Tu hija ya murió; ¿para qué vas a seguir molestando al Maestro?».

36 Pero Jesús, sin tener en cuenta esas palabras, dijo al jefe de la sinagoga: «No temas, basta que creas».

37 Y sin permitir que nadie lo acompañara, excepto Pedro, Santiago y Juan, el hermano de Santiago,

38 fue a casa del jefe de la sinagoga. Allí vio un gran alboroto, y gente que lloraba y gritaba.

39 Al entrar, les dijo: «¿Por qué se alborotan y lloran? La niña no está muerta, sino que duerme».

40 Y se burlaban de él. Pero Jesús hizo salir a todos, y tomando consigo al padre y a la madre de la niña, y a los que venían con él, entró donde ella estaba.

41 La tomó de la mano y le dijo: «Talitá kum», que significa: «¡Niña, yo te lo ordeno, levántate».

42 En seguida la niña, que ya tenía doce años, se levantó y comenzó a caminar. Ellos, entonces, se llenaron de asombro,

43 y él les mandó insistentemente que nadie se enterara de lo sucedido. Después dijo que le dieran de comer.

Debemos detenernos a reflexionar sobre la actitud del jefe de la sinagoga, cuando llegaron de su casa manifestándole que su hija ya había muerto y que era innecesario seguir molestando al Maestro. No obstante Jesús se dirigió a el reiterándole que no temiera, que tuviera fe. En esta parte del relato cabe suponer que Jesús vio con agrado la fe del jefe de la sinagoga, por lo cual le insiste: “que no tema, que tenga fe”, es decir, que mantenga la fe con la que le pidió al principio que fuera a su casa y la sanara. Es un ejemplo de la fe que nosotros debemos profesar: fe sincera, fe indubitable, fe activa, fe dinámica, fe ciega. También es destacable la situación en la que Jesús ordena que los curiosos, averiguadores y buscadores de espectáculos, se marchen del sitio, con esto Jesús coloca su acción restauradora de la vida, fuera de lo milagrero, del show, de la variedad, de la función circense, etc.

La niña muerta a la orden de Jesús se levanta, lo que muestra la autoridad de Jesús sobre la muerte. Finalmente manda a que le den de comer. En este aspecto, entendemos que la niña necesita comer porque su resurrección es física y no espiritual. Recuérdese que el primer resucitado espiritualmente fue el Hijo de Dios. Bien sabemos que la escritura sagrada nos enseña que los espíritus ni comen ni beben. Del mismo modo en el vídeo reflexivo que ofrecemos a ustedes, se tocan otros asuntos, que seguro estoy, nos servirán de gran ayuda.

Anuncios

Read Full Post »


Vídeo Reflexivo: “La curación de la hemorroisa”.

Grabado el jueves 19 de marzo de 2009.

Trasladado a la red el jueves 9 de abril de 2009.

Comentario de Mervy Enrique González Fuenmayor

Ciudad y Municipio Maracaibo del Estado Zulia, República de Venezuela, América del Sur.

ADEMÁS DE COMENTAR algunos aspectos vinculados con nuestra forma de vivir, partiendo del texto del Evangelio que de seguidas transcribimos, este vídeo reflexivo alude también al tema de la fe.

EVANGELIO SEGÚN SAN MARCOS 5,24-35:

24 Mucha gente lo seguía y lo estrujaba, 25 y una mujer que padecía hemorragias desde hacía doce años, 26 y que había sufrido mucho con muchos médicos y había gastado todo lo que tenía sin provecho alguno, yendo más bien a peor, 27 oyó hablar de Jesús, se acercó por detrás entre la gente y tocó su manto. 28 Pues se decía: “Si logro tocar aunque sólo sea su manto, quedaré curada”. 29 Inmediatamente se secó la fuente de su sangre y sintió que estaba curada del mal. 30 Y Jesús, dándose cuenta en seguida de la fuerza que había salido de él, se volvió en medio de la gente y preguntó: ¿Quién ha tocado mi manto?

31 Sus discípulos le replicaron: ¿Ves que la gente te está estrujando y preguntas quién te ha tocado?

32 Pero él miraba alrededor a ver si descubría a la que lo había hecho. 33 La mujer, entonces, asustada y temblorosa, sabiendo lo que le había pasado, se acercó, se postró ante él y le contó toda la verdad 34 .Él le dijo: Hija, tu fe te ha salvado; vete en paz y queda curada de tu mal (Mc 5, 24-34).

Read Full Post »


Vídeo Reflexivo: “El ayuno que Dios quiere”.

Grabado el jueves 19 de marzo de 2009.

Trasladado a la red el jueves 9 de abril de 2009.

Comentario de Mervy Enrique González Fuenmayor

Ciudad y Municipio Maracaibo del Estado Zulia, República de Venezuela, América del Sur.

EN EL CONTENIDO DE ESTE VÍDEO REFLEXIVO se comentan algunas situaciones que devienen de la aplicación a nuestra vida diaria de las enseñanzas que nos suministra el Evangelio según San Lucas 5.33-39. También transcribimos a continuación los siguientes comentarios que nos serán de mucha utilidad:

“Tus discípulos comen y beben. No vaya a suponerse según el tenor de esta expresión, que á los discípulos de nuestro Señor se les imputaba que descuidaban el deber de hacer oración. Un lector poco atento puede figurarse que así era. Más según la respuesta de nuestro Señor, es claro que ese no fue el cargo que se les hizo. El cargo verdadero fue, que los discípulos de nuestro Señor no ayunaban.

34. Los que están de bodas…esposo. Notase una belleza peculiar en el uso que de estas figuras hace nuestro Señor hablando de sí mismo y de su pueblo, especialmente si recordamos que el mismo Juan Bautista las había empleado hablando de Jesús á sus discípulos. Juan 3:29. Si algunos de ellos estaban entre los que dirigieron la pregunta al Señor, su modo de responder les recordaría las lecciones de su maestro.

35. Entonces ayunarán. Esta expresión ha hecho suponer á muchos que desde el tiempo en que nuestro Señor Jesucristo dejó el mundo todos los cristianos están obligados a abstenerse de carne y de ciertas bebidas en épocas determinadas.

Creemos no hay fundamento para conclusión de carácter tan general. Que los fieles practicaron la abstinencia y el ayuno de cuando en cuando, después de la ascensión de nuestro Señor, es claro y evidente. Que todos los que juzgan que la práctica es útil y provechosa á sus almas, hacen bien en ayunar, siempre que sea sin ostentación, es también claro; más la carencia de precepto alguno explícito, en los Actos, en las Epístolas (particularmente en las dirigidas á Timoteo y á Tito) que ordene la observancia de los ayunos en la iglesia de Cristo, prueba que es asunto que debe tratarse con cautela, y sobre el cual cada uno tiene que juzgar por sí mismo.

Las palabras a que nos referimos parecen tener significación más importante que la mera abstinencia del alimento. Parecen predecir que el período entro la primera y segunda venida de nuestro Señor a ser de duelo y de humillación puro para todos los verdaderos creyentes. Ellas describen el estado del alma en que todos los cristianos verdaderos deben vivir hasta que vuelva nuestro Señor. La presente es una época en que debemos ejercer abnegación diariamente y á cada hora. La época de plenitud y de satisfacción no puede llegar hasta que otra vez veamos al Esposo entre nosotros.

36. Les dijo también esta parábola. La parábola del remiendo nuevo al vestido viejo y la del vino nuevo en odres viejos no dejan de presentar alguna dificultad para su interpretación. Es curioso observar la variedad de explicaciones que de los comentadores.

Somos del parecer que tanto en las dos parábolas de que nos ocupamos, como en otras muchas de nuestro Señor, debemos tener cuidado de no forzar demasiado algunas expresiones particulares, y de no querer encontrar una significación espiritual en cada parte de la parábola.

La verdad general que nuestro Señor desea imprimir en el ánimo de sus oyentes es que hay una incongruencia innegable entre las cosas viejas y las nuevas, que no es justo esperar que las personas habituadas a un sistema, adopten inmediatamente otro que se les proponga. Si insistimos en ir más allá de este punto, y queremos dar otra inteligencia al “remiendo,” a la “rotura,” o a otra cosa por el estilo, oreemos que solo se oscurecerá el sentido y ningún fruto tomaremos de nuestro trabajo. A lo menos, todos los que lo han intentado han tenido, a nuestro ver, mal éxito.

El viejo es mejor. Parece muy probable que en este último versículo nuestro Señor se refiere especialmente á los discípulos de Juan el Bautista. Habían bebido el vino añejo de las lecciones de Juan, y difícilmente podía esperarse que inmediatamente se adhirieran al “vino nuevo ” del reino de nuestro Señor”.

(Los comentarios son tomados del libro Los Evangelios Explicados.
Volumen Segundo, Lucas J.C. Ryle Libros CLIE Galvani, 115, Terrassa. Barcelona).

Read Full Post »


Vídeo Reflexivo: “Los demonios le suplican que se vaya”.

Grabado el jueves 19 de marzo de 2009.

Trasladado a la red el domingo 05 de abril de 2009.

Comentario de Mervy Enrique González Fuenmayor

Ciudad y Municipio Maracaibo del Estado Zulia, República de Venezuela, América del Sur.

EN ESTE VÍDEO REFLEXIVO podemos verificar y ratificar que en la presencia del Señor no puede haber oscuridad y tinieblas. El representante del maligno se apocopa, se disminuye y termina por destruirse apenas percibir su cercanía. Y es que el señor Jesús, el Hijo de Dios, fue enviado por nuestro Padre Creador con la misión de derrotar la muerte, el pecado y al maligno. Por ello los demonios a los que se refieren el Evangelio según San Mateo (8,28-34), empezaron a gritar cuando vieron que Jesús se acercaba. De este modo le piden que no los atormente, y le rogaron que los echaran al rebaño. Así ocurrió, pero los cochinos se precipitaron al lago y se ahogaron. Nada ni nadie resiste el poder bondadoso, misericordioso y sanador de Jesús. En el vídeo reflexivo que presento a vuestra consideración, se tocan algunos aspectos prácticos de este Evangelio, relacionados con nuestra forma de vivir, nuestras actitudes y patrones de conducta, espero nos sea de ayuda.

“Evangelio San Mateo 8,28-34.

Cuando Jesús llegó a la otra orilla, a la región de los gadarenos, fueron a su encuentro dos endemoniados que salían de los sepulcros. Eran tan feroces, que nadie podía pasar por ese camino.

Y comenzaron a gritar: “¿Que quieres de nosotros, Hijo de Dios? ¿Has venido aquí para atormentarnos antes de tiempo?”

A cierta distancia había una gran piara de cerdos paciendo.

Los demonios suplicaron a Jesús: “Si vas a expulsarnos, envíanos a esa piara”.
El les dijo: “Vayan”. Ellos salieron y entraron en los cerdos: estos se precipitaron al mar desde lo alto del acantilado, y se ahogaron.

Los cuidadores huyeron y fueron a la ciudad para llevar la noticia de todo lo que había sucedido con los endemoniados.

Toda la ciudad salió al encuentro de Jesús y, al verlo, le rogaron que se fuera de su país.

“La sola presencia de Dios hace que nuestros pecados queden al descubierto como les pasó a aquellos endemoniados al saber que Jesús se acercaba, se enfrentan a él pero es la fuerza de Dios la que vence y libera a aquellos hombres expulsando a los demonios de sus cuerpos y almas dándoles así la libertad.
Pero no deja a aquellos demonios sueltos para que entren en otros, sino que los extermina.

Pero es el ser humano el que rescata y da nuevamente vida a esos demonios que ya el Señor a expulsado y les da otra vez vida y los instala en su vida convirtiéndolos en ídolos que causan muerte y reclaman vida de los que están a nuestro alrededor.

Es decisión nuestra, porque Dios no quiere esclavizar a nadie, si seguimos a Dios o servimos al diablo”.

(Tomado en su versión libre de Internet).

Read Full Post »


Vídeo Reflexivo: “Jesús calma la tempestad”.

Grabado el jueves 19 de marzo de 2009.

Trasladado a la red el domingo 05 de abril de 2009.

Comentario de Mervy Enrique González Fuenmayor

Ciudad y Municipio Maracaibo del Estado Zulia, República de Venezuela, América del Sur.

HE TRAÍDO ESTE TEXTO en su versión libre de la Internet, texto que resume los acontecimientos ocurridos con ocasión de la tempestad que se presentó cuando encontrándose Jesús durmiendo en la popa de la barca, en compañía de sus discípulos, regañó al viento y al lago le dijo: “¡silencio!, estate callado”. Pero además recriminó la conducta cobarde de los apóstoles y su carencia de fe. Hoy, dos mil años después, la mayor parte de nosotros seguimos apáticos, con miedo a seguir las enseñanzas de Jesús, y enfrentarnos a las injusticias, a los abusos y a todas las enfermedades sociales que a quejan a la Humanidad.

“Discípulos aterrorizados (Mar. 4: 35-41)

Jesús llamó a los discípulos a que aprendieran de él antes de salir a predicar y a exorcizar demonios. Cuando los hechos descritos en Marcos 4 sucedieron, lo habían seguido por unos dos años, pero aprendían lentamente, tenían dificultad para comprender y tenían problemas para transferir lo que habían aprendido de una situación a otra. Una vez, después de un agitado día de enseñanza, Jesús los llevó en un viaje en barco a través del Mar de Galilea. Cansado y deseando descansar, Jesús se preparó un lugar para dormir en la papa del barco, y muy pronto se quedó dormido.

Los evangelios sinópticos dicen que, de repente, se levantó una tormenta en el lago. Esto es típico, ya que “el mar de Galilea es pequeño; mide solamente unos 21 kilómetros de largo y 13 de este a oeste, en su parte más ancha. El valle del Jordán sigue la línea de una profunda falla en la corteza terrestre, y el Mar de Galilea es parte de esa depresión. Está a unos 210 m debajo del nivel del mar. Esto hace que su clima sea cálido y agradable, pero también tiene sus peligros. Sobre el oeste, hay montañas con quebradas y valles; cuando soplan los vientos fríos del oeste, estos valles y quebradas actúan como gigantescos ventiladores. En ellos, el viento se comprime, por así decido, y baja sobre el lago con una violencia inusitada, haciéndolo, además, repentinamente. En un instante, la calma puede convertirse en una pavorosa tempestad”.

En el medio de la tormenta, los discípulos despertaron a Jesús. Tenían miedo, y le preguntaron si se preocupaba por ellos, que estaban a punto de perecer. Como pescadores, deberían haber conocido estas tormentas repentinas, pero su reacción implicaba pánico y terror. Tener a Jesús, el Maestro, en el barco con ellos, no significaba nada para ellos.

Después de que Jesús calmó la tormenta, regañó a los discípulos por su temor y falta de fe. Esto indica que Jesús había esperado que ellos hubieran crecido, y se chasqueó por lo que evidentemente era la ausencia de crecimiento (en el peor caso) o su aumento lento (en el mejor caso).

Cuando los discípulos vieron el poder de Jesús sobre los elementos, estuvieron sorprendidos y se preguntaban entre sí: “¿Quién es este, que aun el viento y el mar le obedecen?” (Mar. 4: 41). La primera parte del pasaje los describe aterrorizados, llenos de pánico, lentos para comprender el poder de Jesús. Al final, los discípulos exhiben un temor reverente y admiración. ¿Lo llena de admiración y reverencia el poder de Dios en su vida?

Compare y contraste la respuesta de Jesús a la tormenta con la de los discípulos. ¿Ha crecido su discipulado hasta el punto en el que puede dormir en medio de una tormenta? ¿Qué hará usted para asegurarse que su discipulado produzca mejores resultados que los que tuvieron los primeros discípulos de Jesús?”

Read Full Post »


Vídeo Reflexivo: “Pedro: El Pescador de Hombres”.

Grabado el jueves 19 de marzo de 2009.

Trasladado a la red el domingo 05 de abril de 2009.

Comentario de Mervy Enrique González Fuenmayor

Ciudad y Municipio Maracaibo del Estado Zulia, República de Venezuela, América del Sur.

EN EL EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS 5,1-12, se narran con cierta minuciosidad algunos hechos de gran enseñanza para nosotros, lo mismo que en todo el texto de la Sagrada Biblia. En este fragmento del Evangelio, Jesús le dijo a Pedro que echara las redes al lago, a lo cual Pedro respondió manifestando que toda la noche habían estado bregando y sin embargo no lograron pescar nada. Aquí debe destacarse el poder, la autoridad y la omnipotencia de la palabra de Jesús, a la cual debemos oír, escuchar y cumplir sin ningún otro aditamento. Y es que, si nosotros fuésemos dóciles, respetuosos y cumplidores de la palabra de Jesús, de Dios, nuestra vida se desarrollaría en un marco de paz, de alegría, de felicidad, de justicia y de moralidad, ética y verdad. Pedro agregó entonces: “si lo dices tú echaré las redes”. Pedro hizo caso, no actuó desobedientemente, como lo hacemos la mayor parte de nosotros. Cuenta la escritura que las redes estaban a reventar y que otros compañeros de pesca fueron llamados para compartirla. Pedro se echó a los pies de Jesús y le dijo: “apártate de mi Señor, que soy un pecador”. He aquí la confesión de Pedro, el reconocimiento del poder de Jesús y de su condición de Mesías, que posteriormente hará de manera más elocuente, cuando Jesús preguntó a sus discípulos acerca de qué pensaban respecto de quién era él. En este vídeo reflexivo se comentan algunos aspectos relativos a este segmento del evangelio de San Lucas, con la aspiración de que pueda servirnos.

Por otra parte, siendo Pedro purificado por su confesión de reconocer a Jesús como el Mesías, al tiempo que se declara pecador y no merecedor de ni siquiera estar en la presencia del Enviado de Dios, le dice el Señor: “No temas. Desde ahora serás pescador de hombres.” Como si le dijera: “Como yo te he atraído a mí, tú atraerás a muchos… No temas el ambiente pecaminoso que te rodee: eres enviado de parte del Señor. Él te dará fuerza, paz y compasión para que conquistes el alma pecadora, y la atraigas a la presencia de Cristo, y quede ‘admirada.”

Cuando los discípulos llegaron a tierra, “dejando todo, lo siguieron” ¿Qué son las redes, y qué las barcas, ante la belleza y la luz de este Hombre? y tú, ¡oh! alma, ¿acaso todavía sigues cautivada en las redes de tus deseos y de la vanagloria, o quieres ser pescada por Cristo, pescador de hombres?

Del mismo modo podríamos decir nosotros: ¿que valor pueden tener las redes del placer, de lo material, de las riquezas, del reconocimiento social y mundano, de la vanidad, de la prepotencia etc., frente a la excelsitud, grandeza y poder de Dios? Las barcas de la ignorancia, del pecado, de los abusos, de las perversiones, de las injusticias, de la indolencia y otras barcas son una afrenta al amor, a la misericordia y a la caridad de nuestro buen Dios.

Read Full Post »


Vídeo Reflexivo: “Las exigencias de Jesús”.

Grabado el jueves 19 de marzo de 2009.

Trasladado a la red el domingo 05 de abril de 2009.

Comentario de Mervy Enrique González Fuenmayor

Ciudad y Municipio Maracaibo del Estado Zulia, República de Venezuela, América del Sur.

POR LO GENERAL MOLDEAMOS LA PALABRA DEL SEÑOR según nuestras propias conveniencias e intereses, pero lo cierto es que la Escritura Sagrada contiene mandatos y preceptos que deben ser cumplidos conforme a sus propias exigencias y no a las nuestras. De allí que a Dios no se le pueda “meter gato por liebre” y bien incautos, farsantes e insensatos seríamos si en efecto lo hiciésemos. Desafortunadamente un gran porcentaje de nuestra sociedad actúa de esa forma. Es por ello que la ausencia de Dios en nuestras vidas, la corrupción, la delincuencia, la prostitución, las guerras, las injusticias, la indolencia, los homicidios, las perversiones y demás conductas toxicas integran el marco de la existencia humana en la época presente.

Me permito, respetando los derechos de autor, transcribir las siguientes líneas, que reflejan el sentido de las exigencias que nos hace Jesús, contenidas en el Evangelio según San Lucas 9,57-62.

“Hoy en el mundo son millones los que nos decimos ser seguidores de Jesús y de su Causa; pero muchas veces cada uno interpreta y acomoda el mensaje de Jesús a su manera o de acuerdo a sus intereses. En el relato evangélico de hoy esto es muy claro. Nadie distinto de Jesús puede establecer las reglas del juego en el seguimiento de Jesús; solamente Él. Seguirlo equivale a conocer y aceptar el modo como debemos hacerlo. Sabemos que el seguimiento de Jesús, no fue ni es una realidad fácil. Es un camino que comporta consecuencias trascendentales para la vida y que muchas veces desemboca en un fin trágico, similar al de Jesús. No podemos declararnos sus seguidores si no nos confrontamos con el Evangelio y con las exigencias radicales que le siguen. Jesús, en la primera escena del relato (9, 57-56), pone de manifiesto la inseguridad que le espera a todo aquel que se disponga a seguirlo de verdad.

La segunda escena del relato (9, 59-60) nos presenta a uno que es llamado por Jesús, pero no es capaz de asumir la causa que Jesús le propone, porque los lazos de la carne y de la sangre son más fuertes. Para Jesús, el Reino de Dios es el absoluto de todo hombre y mujer y por lo tanto Dios no admite excusa alguna. Dios no es un agregado más a lo que el ser humano ya tiene o hace, sino el punto de partida para su existencia. Para Jesús, el seguimiento está relacionado con la vida, por eso hay que dejar atrás el mundo muerto, representado en la figura del padre que había muerto.

La tercera escena que nos presenta el evangelio (9, 61-62) se trata de un caso similar al anterior, pero en el que el hombre se presenta espontáneamente sin recibir una invitación explícita de Jesús. Este hombre pone una condición para poder seguirlo, pero Jesús la rechaza, porque sabe que el valor del Reino es mayor que el de cualquier relación existente en la historia. Jesús, no se opone al amor, a la familia, esto hay que entenderlo muy bien; Jesús, lo que deja bien en claro, es que no se puede anteponer nada, absolutamente nada, al valor del Reino”.

Diario Bíblico. Cicla (Confederación Internacional Claretiana de Latinoamérica).

Read Full Post »

Older Posts »