Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘tribulación’


Oración: “Una contrición necesaria”.

Por Mervy Enrique González Fuenmayor.

Tomada de su versión original del martes 30 de septiembre de 1997.

Trasladada a la red el lunes 9 de marzo de 2009.

Ciudad y Municipio Maracaibo del Estado Zulia, República de Venezuela, América del Sur.

(Fragmentos elegidos de la sección: “MERVY GONZÁLEZ ESTÁ CONVERSANDO CON…” que formó parte de un programa radial en el que participó como conductor por espacio de cuatro años aproximadamente: 1996, 1997, 1998, 1999, que se trasmitía en una estación radioeléctrica ubicada en la ciudad de Maracaibo, Estado Zulia, República de Venezuela, América del Sur).

https://i2.wp.com/img161.imageshack.us/img161/2602/jesus20perdongs4.jpg


ORACIÓN —

Señor mío Jesucristo,

verdadero Dios

y verdadero hombre

realmente presente

en el sacramento del altar.

Te adoro desde el abismo

de mi mismísima miseria

y de mi nada,

te doy gracias

de lo íntimo de mi corazón,

por la institución

de este inefable misterio,

en el cual nos has mostrado

tu inmensa caridad.

Confuso vengo

y lleno de dolor por la ingratitud

con que hasta ahora he correspondido.

¡Oh! Jesús mío, a tu infinita piedad

vengo nuevamente.

Me has llamado muchas veces.

He escuchado las invitaciones de tu amor

y no sólo no he correspondido

a ellas como debía,

sino que te volvía la espalda

y te depreciaba.

Tú no te has cansado de esperar

y aquí estoy, salvador mío,

con el deseo de que tu presencia

y compasión triunfen al fin

de mi funesta rebeldía.

Por la constancia

amorosa e invencible con que sufres

en el Santísimo Sacramento

todos nuestros ultrajes,

por el sacrificio sangriento

de nuestra redención

en cuya memoria instituiste

la adorable eucaristía.

Perdóname, Señor,

mis muchos pecados.

Cura mi pobre alma, Señor,

y haz que fortalecida

con este divino manjar,

emprenda con valor y perseverancia

el camino de las virtudes cristianas,

hasta llegar a conseguir

la eterna salvación.

Amén y amén.



— APLICACIÓN A NUESTRA VIDA —


CUANDO COLOCAMOS EN LAS MANOS DEL SEÑOR TODAS NUESTRAS PENURIAS, nuestras dificultades, nuestras rebeldías, nuestro poco apego por su Palabra, y reconocemos ante Él que hemos fallado, que no hemos cultivado las virtudes espirituales en nuestra vida, entonces el Señor siempre con sus brazos extendidos nos dará esa oportunidad. Oportunidad de redención, oportunidad de cambio y de transformación en nuestra vida. Es una oportunidad que siempre está allí. Jesús está con nosotros, siempre, hasta el final de los tiempos. Ya él lo dijo en su Palabra y Jesús no miente, no falla, está siempre allí, como luz encendida en medio de nuestras tinieblas, indicándonos que debemos amarlo, seguir sus caminos, cultivar la espiritualidad para llegar a entender con profundidad el mensaje esperanzador de su Palabra. Hermano y hermana, existen almas de difícil comprensión, pero Jesús es omnisciente, lo conoce todo. En esas almas, a veces hay un instinto, un deseo de subir, de ascender y de mejorar, y siguiendo ese impulso y ese instinto, llegan muchas veces a triunfar en la vida, pero desgraciadamente esas almas no pasan de un mejoramiento natural, se hacen buenos y lo son, pero desconocen el mundo de lo sobrenatural, no llegan nunca a ese plano superior porque lo ignoran o lo olvidan. Es necesario que tú comprendas toda su belleza. Tu vida no debe ser sólo un conjunto de virtudes naturales, debes elevarla al plano espiritual, al plano del conocimiento del Señor, de nuestra subordinación a sus designios y su Palabra. Allí debemos elevarnos, donde está su luz y el reino de lo divino. Es necesario, hermano y hermana, que tu alma se levante sobre la vida meramente humana y entre de lleno a ese mundo superior desde donde se contempla la vida de muy distinta manera. Ese mundo prometido por el Señor, ese mundo de amor, de paz, de misericordia, de justicia, de sosiego. La fe es el sol que ilumina ese mundo. La gracia es la vida con que se vive en Él. Y el amor es el fuego divino que impulsa al espíritu hacia las cumbres de la perfección que se levantan en sus horizontes. ¡ÁNIMO!, ¡GOZO!, ¡ALEGRÍA!



— NOTA DEL AUTOR —

AMIGOS Y AMIGAS, esta oración con comentario incluido, forma parte de una larga lista de ellas y que movido por el Espíritu Santo, ofrendaba al Señor de Lunes a Viernes a las siete de la mañana, en un programa radial de opinión, en el que participaba en compañía de una periodista, en el cual mi persona le dedicaba tres minutos o más (dependiendo de la Producción y/o de Máster) a orar y analizar esa oración aplicándola a la cotidianidad de nuestra vida, de nuestros actos, de nuestras alegrías, tristezas, éxitos, fracasos, tragedias, tribulaciones, bonanza, prosperidad, bienestar, etc. Todo con la intención de establecer como verdad aquella según la cual Dios siempre está con nosotros, que todo lo que nos ocurre es para bien, que existe un plan o proyecto de salvación para cada uno de nosotros diseñado por el mismísimo Dios, cuyo cumplimiento, decisión y elección depende de ti. Así que —parafraseando la escritura bíblica— “DIOS NOS HIZO SIN NUESTRO CONSENTIMIENTO, PERO NO NOS SALVARÁ SIN QUE LE OFREZCAMOS ESE CONSENTIMIENTO”. Es decir, nuestro permiso y autorización. El Señor es un caballero, y estará siempre a las puertas de nuestro corazón, para que le abramos y que pueda entrar para guiar nuestra vida y ofrecernos su santidad, gozo, alegría, discernimiento, sabiduría, y sus infinitos dones espirituales y materiales.

Anuncios

Read Full Post »


Vídeo Reflexivo: “El disgusto y la preocupación”.

Grabado el jueves 11 de diciembre de 2008.

Trasladado a la red el sábado 17 de enero de 2009.

Comentario de Mervy Enrique González Fuenmayor.

Ciudad y Municipio Maracaibo del Estado Zulia, República de Venezuela, América del Sur.

Para entender lo grave y paralizante de la preocupación y el disgusto, bastaría observar las consecuencias funestas de ellas en nuestra vida: el desánimo, el estrés, la ansiedad, la depresión, la pérdida de la alegría de vivir etcétera. Por ello, y para combatir tan desagradables etapas y situaciones de nuestro ciclo vital, primeramente debemos establecer en nuestra vida las siguientes interrogantes con sus correspondientes respuestas, para seguir adelante y cumplir nuestros sueños: ¿Qué? ¿Para qué? ¿Cómo? ¿Cuándo? ¿Dónde? ¿Hacia dónde? ¿Qué es lo que quiero lograr? ¿Para que quiero lograr esa meta o ese objetivo? ¿Cómo voy a lograr lo que me propongo? ¿Cuándo podré lograr y obtener la meta que me he trazado? ¿Dónde será más oportuno, más expedito, más eficaz que desarrolle mis esfuerzos para materializar lo que deseo? ¿Hacia dónde debo orientar no solamente mis esfuerzos intelectuales, si no mis esfuerzos físicos en orden a conseguir lo que deseo? Todas esas interrogantes son necesarias para tener muy claro el esquema que nos espera cumplir en nuestra vida, si queremos concretar el éxito que siempre hemos deseado. El establecimiento de una meta o de varias metas es indispensable, para no andar en nuestra existencia a tientas como un ciego. Está demostrado, desde el punto de vista científico, que en la medida en que nos coloquemos un objetivo, una meta, un plan, el proyecto que queramos cumplir, en esa misma medida nuestro cerebro, nuestra mente, nos irán indicando qué cosas debemos hacer para lograrlo.

(Tomado de GONZÁLEZ FUENMAYOR, Mervy Enrique. ¿Sin metas, no hay éxito? SPE / SPI 2008. Disponible en http://www.mervyster.blogspot.com).

Sobre el triunfo y el éxito.

Una expresión que se ha popularizado es: “eres lo que piensas”. Esta frase se relaciona con la clase, tipo, contenido y formas de pensamiento que las personas tienen y, tal y como algunos especialistas afirman, dependiendo de cada pensamiento, así será la actuación, conducta y proceder del ser humano. En otras palabras, nuestros pensamientos ejercen una influencia casi determinante en nuestra forma de conducirnos, en las metas, objetivos, propósitos y planes que nos trazamos en nuestra existencia. Otros especialistas aseveran que: “nada hay en el exterior consciente que antes no hubiese estado en los niveles internos de nuestra conciencia o en nuestros pensamientos”. Esa razón es más que suficiente para que visualicemos nuestro futuro en forma positiva, triunfante, cumpliendo a cabalidad y con provecho todos los objetivos y metas que nos hemos propuesto. Esto tiene que ver directamente con uno de los regalos que el Señor nos dio: la imaginación. A través de este maravilloso don, nosotros podemos fácilmente construir situaciones, hechos y circunstancias futuras conforme a nuestro deseo, a nuestra necesidad, a nuestro requerimiento, a nuestros planes. Por otra parte, si nosotros nos imaginamos como perdedores, como fracasados, como personas infelices, miserables y carentes hasta de los recursos elementales para una decorosa subsistencia, lo más probable es que esta visualización se cumpla. Un ejemplo podrá orientarnos acerca de lo que venimos afirmando. Imagine usted un limón con una corteza muy verde, e inmediatamente imagine que lo corta a la mitad, observe el interior de cada una de esas mitades, concéntrese en el jugo que sale de cada uno esas mitades cuando usted las oprime, observe el color del jugo, visualice cómo sentiría usted el sabor de ese jugo en la boca. Estoy seguro que a medida en que este ejercicio se ha ido practicando, su saliva ha ido en aumento debido a que la mente no distingue entre realidad y fantasía. La mente domina al cerebro y el cerebro domina el cuerpo. El limón nunca existió materialmente hablando, pero en su mente el mismo adquirió una existencia a través de la imaginación, y esto hizo que sus glándulas salivales se activaran para producir mayor cantidad de saliva, puesto que recibió esa orden del cerebro debido a que en el interior de su boca se encontraba el jugo de un limón

(Tomado de GONZÁLEZ FUENMAYOR, Mervy Enrique. Comentario al Vídeo Reflexivo: “Visualízate triunfando”. SPE / SPI 2008. Disponible en http://www.mervyster.blogspot.com).

Read Full Post »


Vídeo Reflexivo: “No te estaciones, ¡continúa!”.

Grabado el jueves 11 de diciembre de 2008.

Trasladado a la red el jueves 15 de enero de 2009.

Comentario de Mervy Enrique González Fuenmayor.

Ciudad y Municipio Maracaibo del Estado Zulia, República de Venezuela, América del Sur.

Una acentuada distorsión se presenta en muchos católicos cristianos: creen que siendo o llevando una vida modelo, cumpliendo con todos los requerimientos terrenales y celestiales, por ello van a estar libres de cualquier tipo de situación que pueda afectar su vida. Nada más lejano a ello. Por el contrario, quienes viven una vida de servicio a Dios, quienes dedican su vida a la construcción del Reino de Dios, del amor y de la paz, quienes hacen de su vida un auténtico apostolado en beneficio de los que menos tienen, de los que necesitan justicia y paz. Aquellos que cumplen cuidadosamente los preceptos y el mandato de Dios, estarán siempre sujetos y serán frecuentemente abordados por las fuerzas del Mal, distinto de aquellos que transitan por esta vida disfrutando de todos los placeres mundanos, cometiendo abusos, viviendo sin temor a Dios y de sus leyes, haciendo un lado la moral y la ética en sus actuaciones. Dada esta última condición, ya el demonio piensa que no necesita estar cuidándolos, siendo que por el contrario le da vuelta frecuente y periódica a quienes sirven a Dios, para tratar a través de las tentaciones de desviarlos de su camino para hacerlos caer y que así dejen de molestar a sus súbditos o a quienes están haciendo carrera para perder su alma y ganar el infierno. Por ello las aflicciones, las tribulaciones, las tragedias y todo ese tipo de cosas que afectan gravemente la vida de un ser humano, estarán siempre presentes a las puertas de aquellas personas que se han comprometido con Dios y con la Iglesia en la difusión del Evangelio. No temas, recuerda el caso de Job a quien le fueron quitadas todos sus riquezas, su familia, sus amigos, ¡y aún así no desdijo de Dios!, ante esta situación fortaleció su creencia y su fe en el Señor. Así debemos ser nosotros, no importa la tragedia o la dificultad que toque nuestra vida, Dios está siempre con nosotros y con quienes le sirven. No dejará Dios que sus criaturas sucumban ante el Mal. En este vídeo se tratan algunas de esas situaciones y pido, con la intercesión de nuestra virgen madre María, al buen Jesús que permita a quienes compartan el vídeo muchas bendiciones, dones y un profundo amor a Dios y a todas sus manifestaciones. Amén y amén.

(Tomado de GONZÁLEZ FUENMAYOR, Mervy Enrique. Comentario al Vídeo Reflexivo “Tendréis persecuciones y aflicciones, pero las venceréis”. SPE / SPI 2008. Disponible en http://www.justicerman.blogspot.com).

Read Full Post »