Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘arrepentimiento’


ARTÍCULO.¿ EL MATRIMONIO GAY ARGENTINO ES INCONSTITUCIONAL?

IMAGEN: UNA BODA GAY…

“MATRIMONIO ENTRE PERSONAS DEL MISMO SEXO: MANIFESTACIÓN DE DECADENCIA MORAL”.MEGF. (JUEVES 29 DE JULIO DE 2010)

ARTÍCULO.¿ EL MATRIMONIO GAY ARGENTINO ES INCONSTITUCIONAL?

POR PROF.DR.MERVY ENRIQUE GONZÁLEZ FUENMAYOR.
MARACAIBO-ESTADO ZULIA. REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA-AMÉRICA DEL SUR.
REDACTADO Y PUBLICADO EN LA RED: JUEVES 29 DE JULIO DE 2010.

Es una verdadera aberración aceptar, participar o estar de acuerdo con el matrimonio entre personas del mismo sexo. Es una afrenta a la naturaleza y a los principios de la fe cristiana. Todo individuo, todo ser humano, toda persona, racionalmente debe rechazar de manera categórica y contundente la proliferación y legalización de este fenómeno, de esta monstruosidad y acto contra natura, cultivado y promovido por verdaderos enfermos mentales, espirituales y emocionales. Estos últimos pretenden mediante un argumento pseudo filosófico, irracionalmente ilógico, y también falso desde el ángulo histórico –comparativo, que parte además de un supuesto falso como la discriminación que en una época sufrió la mujer con respecto al ejercicio del derecho al sufragio y a otros derechos, para desde allí, enarbolar las banderas de la igualdad, de la no discriminación ( al pretender que no aceptar la homosexualidad y el matrimonio gay es discriminatorio) y del reconocimiento a los derechos del ser humano, sin detenerse a pensar acerca de la naturaleza ética, moral y espiritual, de esos derechos. Se pretende hablar de derechos, burlando la naturaleza de estos, lo cual epistemológicamente y científicamente constituye un error. Sí aceptáramos como válidos los argumentos de estos propiciadores de la extinción de la raza humana tal como la conocemos, de la destrucción de toda moralidad orientadora de las organizaciones humanas, realmente sería concluir que todo está perdido. Imagínese el lector que si esa tesis inmoral, contra natura y contraria a los designios de Dios y a su palabra, fuese cierta, legítima y válida, tendríamos que admitir que por la circunstancia de que los derechos debe ser respetados cualquiera que estos sean, o cualquiera que sea su naturaleza, ergo, tendríamos también que admitir, aceptar y considerar como normal, el derecho que eventualmente pudiera tener una persona de destruir al mundo si así lo quisiera, o si a algún ser humano, por aquello de que debe respetar su derecho, se le ocurriera matar a sus hijos con el pretexto de que ejerce sobre ellos la custodia y la patria potestad, este acto monstruoso tendría que ser legitimado. En cuanto a ese argumento “cazabobos” según el cual la aceptación de la homosexualidad y del matrimonio gay, se fundamenta en una cuestión de preferencia sexual, ello es una razón que no tiene fundamento ni científico, ni moral, ni ético, ni social, ni espiritual. La humanidad a través de su desarrollo histórico ha considerado como válido y legítimo únicamente el matrimonio entre un hombre y una mujer. No puede hablarse de cuestión de preferencia sexual. Los científicos han demostrado hasta la saciedad que en el ano no existen células nerviosas sexuales, y que “el amor” que se siente por una persona del mismo sexo” no puede ser clasificado como ese amor que existe entre parejas heterosexuales. En el primer caso estaríamos hablando de un amor patológico y degenerado, de una conducta y sentimiento proscrito, dada su desviación y antinaturaleza. Volviendo al tema de las relaciones sexuales entre parejas del mismo sexo, lo que experimentan sus miembros en ese “estado de unión o de cópula” surge única y exclusivamente de las representaciones mentales desviadas, anormales y transgresoras de la estructura natural y celestial, de la cual Dios ha dotado a sus seres vivos y específicamente a los seres humanos. No existen razones ni científicas, ni morales, ni sociales, ni filosóficas, ni de humanidad para considerar legítimo el matrimonio gay. Retomo la idea, “la satisfacción sexual”, “la gratificación del acto homosexual” es producto, no de una reacción química y sentimental, extendiéndose por esta, la del puro amor que subyace entre parejas heterosexuales, porque así debe ser según los dictados de la naturaleza y no de otra manera, repito “esa gratificación sexual” depende más bien de la reacciónes de mentes enfermas, que han llevado su patología y su enfermedad, a límites de que se considere como normal y natural lo que no lo es. Remato este comentario introductorio, aludiendo a otro tema sumamente espinoso: la mujer no está autorizada por la ley de Dios para ministrar y en consecuencia no puede ser sacerdote, lo prohíbe de manera categórica la palabra de Dios y ello tiene su razones en los cimientos y fundamentos de la fe cristiana. De modo que si “una mujer desea ser sacerdotisa, cardenala o MAMA”, que se salga de la vocación de fe católica cristiana, la cual no es obligatoria abrazar y márchese a otra denominación donde pueda “cumplir su caprichoso deseo” . Lo mismo se puede decir del pez que no puede volar, porque su naturaleza, y esto referido al caso de la relaciones homosexuales, le impide el acto de volar, por una razón más que elocuente, su naturaleza no lo ha dotado de alas, lo mismo que a los homosexuales no se les dotó de células nerviosas sexuales, para que pudieran devenir en tercer sexo. Como dije en algunas notas publicadas por esta misma vía, SI DIOS HUBIESE QUERIDO QUE EXISTIESE UN TERCER SEXO, HUBIESE CREADO— Y A ÉL NO LE HUBIESE COSTADO NADA— UNA ADANA O UN EVO.

En las líneas siguientes me permito transcribir un texto extraído del sitio ( http://www.movimientofundar.org/ http://www.movimientofundar.org/ ) en el cual se anlizan algunos aspectos vinculados a la parte jurídica y que concluyen la característica de inconstitucionalidad de lo que fue del proyecto de ley de matrimonio homosexual en Argentina, hoy pará la vergüenza de la sociedad universal y además como una gran ofensa a nuestro Buen Dios, convertido tal proyecto, en ley vigente en esa república suramericana.

“Familia: la inconstitucionalidad del proyecto de reforma del matrimonio
El proyecto de ley es claramente inconstitucional por violentar las disposiciones de los Tratados de Derechos Humanos en torno al derecho a contraer matrimonio Autor: Servicio a la Vida | Fuente: http://www.movimientofundar.org/ Buenos Aires, 3/7/2010 (SEVI).- Uno de los planteos recurrentes en el desarrollo de las audiencias públicas convocadas por la Comisión de Legislación General del Senado ha sido la inconstitucionalidad del proyecto de ley de reforma del matrimonio y legalización de las uniones de personas del mismo sexo que cuenta con media sanción de Diputados.

Al respecto, ofrecemos una síntesis de argumentos sobre el particular:

a) Los Tratados de Derechos Humanos: la Convención Americana de Derechos Humanos (Pacto de San José de Costa Rica), la Declaración Universal de Derechos Humanos y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, y la Convención sobre Eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, que gozan de rango constitucional en Argentina, al reconocer el derecho a contraer matrimonio especifican que este derecho corresponde al hombre y la mujer.

b) Sobre la interpretación de la cláusula “hombre y mujer”: Algunos pretenden desconocer el requisito constitucional de matrimonio entre hombre y mujer afirmando que los tratados no dicen que ellos pueden casarse “entre sí”. Ahora bien, este argumento es, al decir de Bidart Campos, “rebuscado”. En primer lugar, la especificación de la condición sexuada de la persona que contienen los artículos referidos no se encuentra en otros artículos de los mismos tratados y por tanto debe interpretarse en el sentido de colocar como requisito para acceder al matrimonio la unión de dos personas de sexo opuesto. Además, el art. 31 de la Convención de Viena sobre Derecho de los Tratados dispone que en la interpretación de un artículo hay que estar al sentido literal de los términos y al objeto y propósito de la norma. Es evidente que, literalmente, la norma habla de “hombre y mujer” y que, además, el objeto considerado es el matrimonio, que ha referido siempre a la institución que reconoce la unión estable y exclusiva de un varón y una mujer.

c) Sobre una supuesta declaración de la ONU sobre orientación sexual: En el marco de los debates, se afirmó que existe una declaración de la ONU sobre orientación sexual y derechos humanos. En realidad, el 18 de diciembre de 2008, la Argentina presentó un proyecto de declaración ante la ONU que llamaba a incluir entre las categorías de discriminación prohibida, la de orientación sexual. Pero dicho proyecto fracasó por falta de quórum y la ONU jamás lo adoptó. Un texto que jamás fue adoptado por el organismo internacional en cuestión por falta de quórum no tiene efectos jurídicos en ningún país. Además, este proyecto no mencionaba el tema del matrimonio.

d) El sistema americano: También se mencionaron supuestas opiniones consultivas de la Corte Interamericana de Derechos Humanos sobre orientación sexual. Al respecto, el sistema americano de derechos humanos no tiene una sola instancia vinculante que asocie familia con parejas del mismo sexo. Más aún, no hay ni siquiera una referencia directamente vinculante para la Argentina en materia de discriminación por orientación sexual. No existen en nuestro sistema jurídico, ni opiniones consultivas, ni comentarios a los Tratados, ni textos supralegales que permitan colegir algún tipo de obligatoriedad de legislar garantizando el derecho a casarse en la legislación argentina a parejas del mismo sexo. Hay opiniones consultivas de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que se refieren a evitar la discriminación por orientación sexual. Pero estas opiniones no refieren al tema del matrimonio y según la última jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación no son vinculantes para la Argentina.

Por estas razones, el proyecto de ley es claramente inconstitucional por violentar las disposiciones de los Tratados de Derechos Humanos en torno al derecho a contraer matrimonio. Cabe aclarar que, además, existen razones constitucionales que se vinculan con la afectación de los derechos del niño, particularmente por la posibilidad de adopción o de recurrir a técnicas de procreación artificial.

Esperamos que no se sancione ningún proyecto de ley de legalización de las uniones de personas del mismo sexo y que en la Argentina se respete y promueva la verdadera fisonomía de la familia fundada en el matrimonio entre varón y mujer”.( Autor: Servicio a la Vida | Fuente: http://www.movimientofundar.org/ )

IMAGEN: UNA BODA GAY…

“MATRIMONIO ENTRE PERSONAS DEL MISMO SEXO: MANIFESTACIÓN DE DECADENCIA MORAL”.MEGF. (JUEVES 29 DE JULIO DE 2010)

Para citar este artículo: si se tratase del caso ejemplificado

GONZÁLEZ FUENMAYOR,Mervy Enrique Ejercicio del Principio Inquisitivo: ¿Ofrenda a la Ética o a la Justicia?.Maracaibo, Venezuela La Universidad del Zulia. 28-Enero-2009.Disponible en:http://www.inemegf.blogspot.com)

©..DERECHOS RESERVADOS
FORMA Y REQUISITOS EN LA CITA DE ARTICULOS, NOTAS, REFLEXIONES AUTORÍA DE MEGF. REDACTADA EL 01 DICIEMBRE DE 2009.
1.-REQUISITOS DE LA CITA ELECTRÓNICA.
¿Como citar los artículos, reflexiones, notas cortas, oraciones y otros materiales, en su versión electrónica, autoría de Prof. Dr. Mervy Enrique González Fuenmayor? Para citar las reflexiones, artículos, notas cortas, oraciones y otras materiales contenidos en los Blogs de Prof. Dr. Mervy Enrique González Fuenmayor, sírvase colocar la siguiente nota: GONZÁLEZ FUENMAYOR, Mervy Enrique .Título de la publicación. Blog de Dr. Mervy Enrique nombre a mejoran con nosotros González Fuenmayor, o los títulos de alguno de mis otros blogs Año. [En línea]. Puesto en línea el (fecha de publicación). URL: http://mervyster.blogspot.com/…./ Consultado el dia (fecha de consulta)
2.-REQUISITOS DE LA CITA A PARTIR DE LA VERSIÓN IMPRESA O DE AQUELLA QUE SIN HABER SIDO PUBLICA, FORMA PARTE DEL PATRIMONIO DE LAS INSTITUCIONES ACADÉMICAS, EDUCATIVAS, CULTURALES O DE LAS DIVERSAS BIBLIOTECAS.
¿ Como citar la versión impresa? Primero.- : datos del autor: GONZALEZ FUENMAYOR( los apellidos del autor todos en mayúsculas) y luego los nombres( solamente la primera letra en mayúscula ) Mervy Enrique. Segundo.- El titulo( entrecomillado y todo en mayúsculas ) del articulo, nota corta, reflexiones, oraciones etc. ejemplo “CUARTILLA A MARACAIBO” .Tercero.- El lugar de publicación o impresión( Ciudad y País ) ejemplo Maracaibo-Venezuela, o Bogotá-Colombia. Cuarto.-La editorial que lo imprimió o diseñó: ejemplo: Vadell Hermanos Editores (la primera letra en mayúscula).Si lo que se va a citar se encuentra presentado a alguna Institución biblioteca d académica, educativa, organizaciones publicas o privada, y/o permanece en alguna(s) biblioteca(s), o acaso ese material a citar no se ha impreso o publicado, entonces se coloca el nombre de esa Institución u Organización, Biblioteca, etc. ejemplo. La Universidad del Zulia, La Organización de Naciones Unidas, Biblioteca Central del Estado Zulia, etc. Quinto.-Se coloca el año de presentación, impresión o publicación. Ejemplo: año 2008. Sexto.-El total de las paginas del artículo, notas, reflexiones etc. el numero de las paginas consultadas .Ejemplo: Articulo de 35 paginas. Consultadas: 28-32.

Publicado por Mervy Enrique Gonzalez Fuenmayor en 10:32 AM 0 comentarios

Read Full Post »


La Nota Corta: “Semana Santa… non sancta”.

Por Mervy Enrique González Fuenmayor.

Redactada el miércoles 8 de abril de 2009

Publicada en la Red el viernes 10 de abril de 2009.

Ciudad y Municipio Maracaibo del Estado Zulia, República de Venezuela, América del Sur.

https://i1.wp.com/www.vopus.org/es/images/articles/semana_santa_cristo.jpg


NO PRETENDO SERMONEAR A MIS LECTORES en relación con la manera más apropiada de vivir la Semana Mayor o Semana Santa. Si la interpretación que pudiere atribuirle cualquiera se subsume en la categoría del sermón, es pura coincidencia. Lo que trato a través de esta cortas líneas es simplemente relatar como veo yo de manera particular la conducta asumida por la mayor parte de los habitantes de este país llamado Venezuela, y de gran parte de los países que integran el globo terráqueo, donde se conmemora la Semana más importante Del Año.

En Venezuela este periodo de recogimiento, de reflexión y de reencuentro con la vida, pasión, muerte y resurrección de nuestro Señor Jesucristo, se ha transformado en un verdadero relajo y en la concreción de actividades que transitan por la vía del irrespeto, la vulgaridad, el libertinaje, el abuso, el consumo excesivo de licor, ello sin contar los episodios trágicos en los que se involucra de manera influyente el sexo, el placer, las desviaciones de todo tipo, el consumismo ilimitado, todo impregnado en una atmósfera licenciosa y en la que todos los que participan en aquella quieren satisfacer la realización de alguna actividad, algún deseo o apetencia de diversa naturaleza. No se salvan de esta enfermiza situación ni los ancianos ni los niños.

Podrá usted ver cómo niñitas son vestidas a la usanza de los adultos, con minúsculas prendas y bañadores de esos que suelen llamar hilos dentales. Realmente es una vergüenza tal conducta. Se influye de manera negativa en nuestros niños y desde la infancia se les “enseña” que mostrarse, exhibirse, mostrar la piel desnuda o alguna de sus partes “es normal”. Después vienen los lamentos, cuando se producen actos tan abominables como violaciones de niños, incluyendo la muerte de los mismos. Llegan algunos de estos irresponsables al extremo de culpar a Dios porque permitió que ocurrieran estos lamentables hechos. ¡VAYA CARADURISMO! Desplazamos nuestras culpas hacia Dios, haciéndolo responsable de nuestros errores, de nuestras debilidades, de nuestras transgresiones éticas y morales, en fin, de nuestra desobediencia a los preceptos que nos imponen las Sagradas Escrituras. No entendemos que si caminamos en la oscuridad, la consecuencia es que más temprano que tarde nos golpearemos con los obstáculos de nuestra existencia. En cambio quien camina en la luz nunca tropezará, siempre que se subordine sin límite a la orientación, dirección y protección de Dios.

La Semana Santa es un tiempo de gran reflexión y de acercamiento íntimo a Dios. Muy por el contrario la gente toma esta época del año para “descansar” bebiendo grandes cantidades de alcohol, desplazándose a playas, montañas, lagos, ríos para “disfrutar del asueto” y otros le dan rienda suelta al desenfreno drogándose, participando en actividades sexuales promiscuas y desviadas, como francachelas, ballet rosados, encerronas, orgías etc. Mientras tanto el Redentor, el Mesías, el Hijo de Dios, el Salvador, recibe más ofensas y agravios en esta semana que en cualquier otra del año. ¿Y nosotros? Muy bien ¡Gracias!

Por ello me pregunto: ¿La Semana Mayor es la semana mayor o la mayor semana del libertinaje, de la corrupción corporal, de la comisión de grandes ofensas al Señor o del desenfreno de quienes todavía no han querido tener un encuentro personal con Jesús?

Elevo a Dios Padre, a Dios hijo, a Dios Espíritu Santo, a nuestra virgen Madre María, y a todos los Santos, nos concedan la sabiduría y el discernimiento, para poder llevar una vida en santidad y gracia. Amen y amen…

Read Full Post »


Oración: “Hoy regreso a ti, Señor”.

Por Mervy Enrique González Fuenmayor.

Tomada de su versión original del miércoles 16 de julio de 1997.

Trasladada a la red el  jueves 9 de abril de 2009.

Ciudad y Municipio Maracaibo del Estado Zulia, República de Venezuela, América del Sur.

(Fragmentos elegidos de la sección: “MERVY GONZÁLEZ ESTÁ CONVERSANDO CON…” que formó parte de un programa radial en el que participó como conductor por espacio de cuatro años aproximadamente: 1996, 1997, 1998, 1999, que se trasmitía en una estación radioeléctrica ubicada en la ciudad de Maracaibo, Estado Zulia, República de Venezuela, América del Sur).

https://i0.wp.com/www.cosecha.cl/wp-content/guiame.jpg


ORACIÓN —

Aquí están las cuentas Señor,

dame cautela y lucidez

en la administración de mis talentos.

Que mis cuentas estén justas

el día del encuentro.

Hazme honrado en lo pequeño.

Hazme fiel en lo mínimo.

Dame la luz de la sinceridad.

Que el sol del nuevo día

me enseñe la verdad

de ser atento a los detalles

y agradecido en la fidelidad.

Hoy regreso a ti, Señor.

Hoy amanezco con la ilusión

de volver a tus brazos.

Me siento desolado y triste

con el alma vacía entre las manos.

Pero yo sé que Tú me esperas

y tienes en la mesa un mantel

blanco, limpio y caliente,

y vino ya servido en jarro,

porque para ti, Señor,

perdonar es una fiesta.

Gracias señor Jesús,

por este día afortunado.

Amén y amén.



— APLICACIÓN A NUESTRA VIDA —


CUANDO SE PRESENTA LA OPORTUNIDAD DE CONVERSAR y platicar con el Señor, lo cual logramos frecuentemente a través de la oración, le glorificamos, le adoramos y le santificamos. Pero también en ese intercambio amoroso de palabras, de ideas, de gestos y palmaditas de bendición y de abrazo infinito y sublime, también es tiempo para comunicarle a nuestro Señor nuestras necesidades, pero también nuestras carencias en relación con las actitudes de nuestra vida. Y una de ellas está precisamente en presentarle al Señor nuestras cuentas, cuentas que en la vida deben estar equilibradas y ajustadas a una conducta honrada, honesta, con la administración justa de nuestros talentos, para que en lo pequeño seamos fieles y cuando nos toque administrar lo grande también, esa probidad, esa honradez, se manifieste. Por ello en este momento es propicio recordar que no debemos robar. El robar es una actitud no agradable al Señor, por ello hermano y hermana que me lees, debemos recordar que el Señor Dios es el dador de todo bien. Nos manda el Señor a no robar, nos manda a no cometer la grave injusticia de quitar al otro lo que le es propio, lo que ha ganado con su esfuerzo. Nos manda a no perjudicar al hermano en sus bienes y posiciones, pero también en sus posesiones. Sabemos por la enseñanza de su hijo que los ladrones no heredarán el Reino, pues el robo proviene de un corazón ladrón. También la misma enseñanza nos dice que aquel que roba deje de robar y se ponga a trabajar honestamente con sus manos para poder ayudar al que está necesitado. Se pide una conversión de ladrón a dador de bienes propios. Señor, Dios mío, Tú jamás me quitaste mis bienes, sino que me diste los tuyos. Cuando chico robaba pequeñeces, figuritas, algún papel o lápiz de mis compañeros de escuela, algún dinerito de la cartera de mamá, más adelante, ante el descuido de los empleados, sacaba pequeñeces de los supermercados y fruterías, era un ladrón en pequeño, sé que había allí pequeñez de materia, pero sin embargo mi conciencia me recriminaba diciéndome: “no es justo, jamás debo hacer al otro el mal que yo no quiero que el otro me haga”. Esto es ley de oro de la justicia más elemental. Por esa razón, hermano y hermana que me lees, vamos a pedirle al Señor que no permita que eludamos nuestros impuestos justos para no robar al Estado lo que necesita para las obras de beneficio común. Haz, Señor, que siempre pague el salario justo a mis empleados, para no robarles lo que le corresponde según justicia. Haz que pague mis deudas a tiempo, pues mi acreedor requiere lo que le pertenece. Haz que siempre intente restituir lo que haya robado, sabiendo que seré feliz si cumplo tus mandamientos y observo tus leyes. Dame esa felicidad, mi Señor. ¡ÁNIMO!, ¡GOZO!, ¡ALEGRÍA!



— NOTA DEL AUTOR —


AMIGOS Y AMIGAS, esta oración con comentario incluido, forma parte de una larga lista de ellas y que movido por el Espíritu Santo, ofrendaba al Señor de Lunes a Viernes a las siete de la mañana, en un programa radial de opinión, en el que participaba en compañía de una periodista, en el cual mi persona le dedicaba tres minutos o más (dependiendo de la Producción y/o de Máster) a orar y analizar esa oración aplicándola a la cotidianidad de nuestra vida, de nuestros actos, de nuestras alegrías, tristezas, éxitos, fracasos, tragedias, tribulaciones, bonanza, prosperidad, bienestar, etc. Todo con la intención de establecer como verdad aquella según la cual Dios siempre está con nosotros, que todo lo que nos ocurre es para bien, que existe un plan o proyecto de salvación para cada uno de nosotros diseñado por el mismísimo Dios, cuyo cumplimiento, decisión y elección depende de ti. Así que —parafraseando la escritura bíblica— “DIOS NOS HIZO SIN NUESTRO CONSENTIMIENTO, PERO NO NOS SALVARÁ SIN QUE LE OFREZCAMOS ESE CONSENTIMIENTO”. Es decir, nuestro permiso y autorización. El Señor es un caballero, y estará siempre a las puertas de nuestro corazón, para que le abramos y que pueda entrar para guiar nuestra vida y ofrecernos su santidad, gozo, alegría, discernimiento, sabiduría, y sus infinitos dones espirituales y materiales.

Read Full Post »


Oración: “Una contrición necesaria”.

Por Mervy Enrique González Fuenmayor.

Tomada de su versión original del martes 30 de septiembre de 1997.

Trasladada a la red el lunes 9 de marzo de 2009.

Ciudad y Municipio Maracaibo del Estado Zulia, República de Venezuela, América del Sur.

(Fragmentos elegidos de la sección: “MERVY GONZÁLEZ ESTÁ CONVERSANDO CON…” que formó parte de un programa radial en el que participó como conductor por espacio de cuatro años aproximadamente: 1996, 1997, 1998, 1999, que se trasmitía en una estación radioeléctrica ubicada en la ciudad de Maracaibo, Estado Zulia, República de Venezuela, América del Sur).

https://i2.wp.com/img161.imageshack.us/img161/2602/jesus20perdongs4.jpg


ORACIÓN —

Señor mío Jesucristo,

verdadero Dios

y verdadero hombre

realmente presente

en el sacramento del altar.

Te adoro desde el abismo

de mi mismísima miseria

y de mi nada,

te doy gracias

de lo íntimo de mi corazón,

por la institución

de este inefable misterio,

en el cual nos has mostrado

tu inmensa caridad.

Confuso vengo

y lleno de dolor por la ingratitud

con que hasta ahora he correspondido.

¡Oh! Jesús mío, a tu infinita piedad

vengo nuevamente.

Me has llamado muchas veces.

He escuchado las invitaciones de tu amor

y no sólo no he correspondido

a ellas como debía,

sino que te volvía la espalda

y te depreciaba.

Tú no te has cansado de esperar

y aquí estoy, salvador mío,

con el deseo de que tu presencia

y compasión triunfen al fin

de mi funesta rebeldía.

Por la constancia

amorosa e invencible con que sufres

en el Santísimo Sacramento

todos nuestros ultrajes,

por el sacrificio sangriento

de nuestra redención

en cuya memoria instituiste

la adorable eucaristía.

Perdóname, Señor,

mis muchos pecados.

Cura mi pobre alma, Señor,

y haz que fortalecida

con este divino manjar,

emprenda con valor y perseverancia

el camino de las virtudes cristianas,

hasta llegar a conseguir

la eterna salvación.

Amén y amén.



— APLICACIÓN A NUESTRA VIDA —


CUANDO COLOCAMOS EN LAS MANOS DEL SEÑOR TODAS NUESTRAS PENURIAS, nuestras dificultades, nuestras rebeldías, nuestro poco apego por su Palabra, y reconocemos ante Él que hemos fallado, que no hemos cultivado las virtudes espirituales en nuestra vida, entonces el Señor siempre con sus brazos extendidos nos dará esa oportunidad. Oportunidad de redención, oportunidad de cambio y de transformación en nuestra vida. Es una oportunidad que siempre está allí. Jesús está con nosotros, siempre, hasta el final de los tiempos. Ya él lo dijo en su Palabra y Jesús no miente, no falla, está siempre allí, como luz encendida en medio de nuestras tinieblas, indicándonos que debemos amarlo, seguir sus caminos, cultivar la espiritualidad para llegar a entender con profundidad el mensaje esperanzador de su Palabra. Hermano y hermana, existen almas de difícil comprensión, pero Jesús es omnisciente, lo conoce todo. En esas almas, a veces hay un instinto, un deseo de subir, de ascender y de mejorar, y siguiendo ese impulso y ese instinto, llegan muchas veces a triunfar en la vida, pero desgraciadamente esas almas no pasan de un mejoramiento natural, se hacen buenos y lo son, pero desconocen el mundo de lo sobrenatural, no llegan nunca a ese plano superior porque lo ignoran o lo olvidan. Es necesario que tú comprendas toda su belleza. Tu vida no debe ser sólo un conjunto de virtudes naturales, debes elevarla al plano espiritual, al plano del conocimiento del Señor, de nuestra subordinación a sus designios y su Palabra. Allí debemos elevarnos, donde está su luz y el reino de lo divino. Es necesario, hermano y hermana, que tu alma se levante sobre la vida meramente humana y entre de lleno a ese mundo superior desde donde se contempla la vida de muy distinta manera. Ese mundo prometido por el Señor, ese mundo de amor, de paz, de misericordia, de justicia, de sosiego. La fe es el sol que ilumina ese mundo. La gracia es la vida con que se vive en Él. Y el amor es el fuego divino que impulsa al espíritu hacia las cumbres de la perfección que se levantan en sus horizontes. ¡ÁNIMO!, ¡GOZO!, ¡ALEGRÍA!



— NOTA DEL AUTOR —

AMIGOS Y AMIGAS, esta oración con comentario incluido, forma parte de una larga lista de ellas y que movido por el Espíritu Santo, ofrendaba al Señor de Lunes a Viernes a las siete de la mañana, en un programa radial de opinión, en el que participaba en compañía de una periodista, en el cual mi persona le dedicaba tres minutos o más (dependiendo de la Producción y/o de Máster) a orar y analizar esa oración aplicándola a la cotidianidad de nuestra vida, de nuestros actos, de nuestras alegrías, tristezas, éxitos, fracasos, tragedias, tribulaciones, bonanza, prosperidad, bienestar, etc. Todo con la intención de establecer como verdad aquella según la cual Dios siempre está con nosotros, que todo lo que nos ocurre es para bien, que existe un plan o proyecto de salvación para cada uno de nosotros diseñado por el mismísimo Dios, cuyo cumplimiento, decisión y elección depende de ti. Así que —parafraseando la escritura bíblica— “DIOS NOS HIZO SIN NUESTRO CONSENTIMIENTO, PERO NO NOS SALVARÁ SIN QUE LE OFREZCAMOS ESE CONSENTIMIENTO”. Es decir, nuestro permiso y autorización. El Señor es un caballero, y estará siempre a las puertas de nuestro corazón, para que le abramos y que pueda entrar para guiar nuestra vida y ofrecernos su santidad, gozo, alegría, discernimiento, sabiduría, y sus infinitos dones espirituales y materiales.

Read Full Post »


Oración: “Jesús, Sumo Sacerdote”.

Por Mervy Enrique González Fuenmayor.

Tomada de su versión original del lunes 15 de septiembre de 1997.

Trasladada a la red el miércoles 21 de enero de 2009.

Ciudad y Municipio Maracaibo del Estado Zulia, República de Venezuela, América del Sur.

(Fragmentos elegidos de la sección: “MERVY GONZÁLEZ ESTÁ CONVERSANDO CON…” que formó parte de un programa radial en el que participó como conductor por espacio de cuatro años aproximadamente: 1996, 1997, 1998, 1999, que se trasmitía en una estación radioeléctrica ubicada en la ciudad de Maracaibo, Estado Zulia, República de Venezuela, América del Sur).


jesus-meditando1


ORACIÓN —


Después de la caída del paraíso,

nadie podía rogar dignamente por el Hombre.

Entre Dios y nosotros se estableció el abismo del pecado

que ninguna criatura racional podía llenar.

Se necesitaba entonces un sumo sacerdote,

que fuera nuestro hermano por la carne y por la sangre,

pero que estuviera infinitamente elevado sobre nosotros,

por la Santidad y por el poder de sus súplicas.

Dios proveyó a esta necesidad del Humano perdido por la culpa,

dándonos a su Hijo divino, revestido de nuestra naturaleza,

para que fuese nuestro Sumo Sacerdote y nuestro mediador.

Jesucristo es el sumo sacerdote que necesitamos.

Santo, inocente, inmaculado, separado de los pecadores

y más sublime que los cielos.

Después de haber llenado en la cruz el gran oficio de sacerdote,

lo continúa en el Santísimo Sacramento,

en este misterio, lo mismo que en la cruz,

Él es al mismo tiempo, el Sumo Sacerdote y la víctima.

Acojámonos llenos de confianza a las oraciones

y al sacrificio de Jesucristo, nuestro inmortal Sumo Sacerdote.

Él es nuestra justificación, santificación y redención,

por Él vamos a nuestro Padre que está en los cielos

y no hay otro camino para nuestras súplicas, sino Él mismo.

Desgraciados nosotros, si no conocemos

y amamos estos misterios de vida y salvación.

¡Cuánto consuelo para el alma, Jesús nuestro!

existe en el pensamiento de que tú eres nuestro Sumo Sacerdote.

A tus oraciones unimos nuestras pobres súplicas

y a tus sacrificios, nuestros ligeros sufrimientos.

Enséñanos a hacer de nuestro corazón un altar,

sobre el cual te ofrezcamos las víctimas espirituales.

Amén y amén.



— APLICACIÓN A NUESTRA VIDA —


SÍ, EN JESUCRISTO reconocemos víctima y Sumo Sacerdote. Es nuestro hermano en la sangre, en la carne, pero elevado sobre nosotros por su pureza y santidad. Él, que no tuvo culpa ni pecado, llevó nuestras culpas y nuestros pecados para reconciliarnos con el Padre. Esas razones entre otras nos obligan a nosotros sus hijos a vivir en paz, a buscar la paz y a trabajar siempre bajo la sombra de la paz que irradia la Palabra del Señor. Por ello la paz que debemos buscar no es la paz mundana si no la paz que viene de Dios. La paz, esa satisfacción que tiene uno, de sus actos allá en su interior, cuando la conciencia va diciéndole con suavidad de arrullo: has hecho bien. Pero ¿Qué tiene que ver la satisfacción brutal de los sentidos avanzados al placer, con esa paz interior en la que Dios vuelca la placidez de su sonrisa y la caricia de su gracia? Es obvio que la primera expresión se vincula con la paz mundana que es la paz de los sentidos y nunca con esa paz interior volcada por Dios en nosotros y expresada en esa placidez de nuestra sonrisa. Para la impiedad y el desorden no existe la felicidad incomparable de esa paz. Aquel contentamiento que irradia el rostro del que se cree alegre, ¡cuántas tristezas y remordimientos oculta! La más de las veces son como rosas que cubren la boca de un abismo, para acallar esos gritos sin palabras de la conciencia; necesitan buscar el bullicio y aturdidos engolfarse en los brazos del placer. Nunca andan solos, temen a la soledad; verse a solas con la conciencia es propio de los que están tranquilos, de los que se rigen por la razón, de los que no temen encontrarse con Dios. La conciencia es un reflejo del Rostro Divino. Por eso rehúyen encontrarse con ella en la soledad. Ámala tú, sólo debes temerla en el día aquel en que tengas miedo de ti mismo. Anda, vas hacia el triunfo, canta, escala las cumbres por las asperezas del sendero, desgrana sobre las sendas las notas de un canto de gloria. Si te hieren las espinas y los guijarros del camino, no prorrumpas en quejas, entona por el contrario el salmo de de la vida en las cumbres, donde el cielo es más puro, donde las auroras brillan antes y los crepúsculos arrojan sus últimos rayos de luz como un tributo a las alturas. Si es cierto que la senda de la elevación tiene asperezas, no te olvides, hermano y hermana, que tiene también innumerables y divinas satisfacciones. No seas tú de aquellos que solamente tienen quejas porque las rosas están llenas de espinas, en lugar de entonar un himno a las espinas porque custodian las maravillas de las rosas. Tú, asciende por el contrario, lleno de armonía, como las fuentes que cantan a tu paso desflorando tus alegrías íntimas, como los huertos en flor que te rodean ¡ÁNIMO!, ¡GOZO!, ¡ALEGRÍA!



— NOTA DEL AUTOR —


AMIGOS Y AMIGAS, esta oración con comentario incluido, forma parte de una larga lista de ellas y que movido por el Espíritu Santo, ofrendaba al Señor de Lunes a Viernes a las siete de la mañana, en un programa radial de opinión, en el que participaba en compañía de una periodista, en el cual mi persona le dedicaba tres minutos o más (dependiendo de la Producción y/o de Máster) a orar y analizar esa oración aplicándola a la cotidianidad de nuestra vida, de nuestros actos, de nuestras alegrías, tristezas, éxitos, fracasos, tragedias, tribulaciones, bonanza, prosperidad, bienestar, etc. Todo con la intención de establecer como verdad aquella según la cual Dios siempre está con nosotros, que todo lo que nos ocurre es para bien, que existe un plan o proyecto de salvación para cada uno de nosotros diseñado por el mismísimo Dios, cuyo cumplimiento, decisión y elección depende de ti. Así que —parafraseando la escritura bíblica— “DIOS NOS HIZO SIN NUESTRO CONSENTIMIENTO, PERO NO NOS SALVARÁ SIN QUE LE OFREZCAMOS ESE CONSENTIMIENTO”. Es decir, nuestro permiso y autorización. El Señor es un caballero, y estará siempre a las puertas de nuestro corazón, para que le abramos y que pueda entrar para guiar nuestra vida y ofrecernos su santidad, gozo, alegría, discernimiento, sabiduría, y sus infinitos dones espirituales y materiales.

Read Full Post »