Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘desesperación’


Vídeo Reflexivo: “¡Cálmate!”.

Grabado el martes 30 de diciembre de 2008.

Trasladado a la red el viernes 30 de enero de 2009.

Comentario de Mervy Enrique González Fuenmayor

Ciudad y Municipio Maracaibo del Estado Zulia, República de Venezuela, América del Sur.

EN ESTE VÍDEO REFLEXIVO, el vídeo espectador encontrará explanada una situación que es común a todos los miembros de la sociedad, y que se vincula con la mayor o menor serenidad con las cuales se perciben, se interpretan y se solucionan las diferentes realidades a las que aquellos se enfrentan. Resulta obvio que la calma, la serenidad y la ecuanimidad deben presidir aquellos actos volitivos. Siempre es más conveniente actuar con calma que con irascibilidad, los resultados de una u otra actitud serán beneficiosos o perjudiciales para el Ser Humano.

Hemos decidido auxiliarnos utilizando a manera introductoria algunas notas que fungieron idénticamente para otro vídeo reflexivo de mi autoría, cuya información aparece al pie de la cita, cuya transcripción iniciamos de seguidas:

“No es fácil enfrentar y afrontar los problemas de la cotidianeidad, de la rutina, de la vida misma, si quisiésemos hacerlo cuando estamos airados, enojados, enfadados o invadidos por la ira. Nuestras decisiones, resoluciones y modos de resolver nuestros problemas deben estar precedidos por un ambiente de serenidad, paz y sosiego. Algunos especialistas en el área de la conducta humana, de su psiquis y de sus actitudes, nos informan que las personas que están enojadas, viviendo un estado de agresividad, de suma tristeza, de melancolía, de nostalgia , de desequilibrio emocional, cuando les toque vivir, enfrentar y resolver algunos de los numerosos problemas que la vida les ofrece, generalmente asumen decisiones equivocadas, errátiles, desacertadas, las cuales generarán consecuencias y en algunos casos serán irreversibles tanto para quien la tomó, como para su entorno y para aquellas personas que de alguna manera fueron las destinatarias de esas decisiones o de sus efectos. Estos especialistas también aseveran que un individuo sereno, calmado, pacífico, equilibrado, etc., es capaz de tomar decisiones en líneas generales más acertadas, más correctas, más idóneas y más efectivas y eficientes que aquellos que se dejan dominar por sus emociones, sentimientos, afectos y desafectos. El vídeo que se presenta a su consideración está orientado en el sentido indicado y espero para servir de mucha utilidad a quienes piensan generalmente que cualquier problema que se les presente es peliagudo, complejo y más difícil de resolver que aquellos que se les presentan a otras personas. Obviamente están equivocados al pensar que solamente a ellos la tragedia, la tribulación y los inconvenientes tocan sus puertas. Olvidan que cada ser humano, como lo afirma la mayor parte de los psicólogos, es un costal de problemas. Lo que sucede es que la mayoría de la personas no andan deambulando por las calles, utilizando un megáfono y gritando todo pulmón los problemas que les conciernen a ellos solamente y buscando lastimeramente el auxilio, la ayuda y el socorro de los demás. Déjame decirte que a cada uno de nosotros le ha tocado una cruz y que tiene que cargarla para poder cumplir los designios de Dios. Debemos afinar nuestro espíritu y nuestra alma en el crisol de los problemas, lo mismo en el hierro pasa por el yunque del herrero pará que pueda tomar forma y convertirse en algo útil, hermoso y de gran valor. La vida no es un lecho de rosas, pero Dios nos dio la fuerzas necesarias para convertir el terreno árido en una parcela prodiga en frutos y grandemente cultivable. De allí que de nuestra vida debemos intentar nuestros mejores esfuerzos en orden a la consecución de nuestros ideales, metas y propósitos, cultivando y enriqueciendo nuestra fe. Sin dejar de perder la creencia en Dios, en su gran poder, en su infinita misericordia, en su piedad, en su auxilio y lo más importante en su gran amor nosotros. De tal forma que la fe desvanece nuestras tensiones, nuestras en ansiedades, nuestros enfados, nuestra agresividad, nuestra hostilidad, nuestra tristeza etc. para concedernos una salud alegre y consecuencialmente la paz necesaria para abordar cualquier aspecto de nuestra vida muy difícil que ésta sea. ¡ÁNIMO! ¡GOZO! ¡ALEGRÍA!.


(Tomado de GONZÁLEZ FUENMAYOR, Mervy Enrique. Comentario al Vídeo Reflexivo “Inténtalo con calma”. SPE / SPI 2008. Disponible en http://www.mervyster.blogspot.com).

Read Full Post »


Vídeo Reflexivo: “El miedo: ¿un sistema de alarmas?”.

Grabado el martes 30 de diciembre de 2008.

Trasladado a la red el domingo 25 de enero de 2009.

Comentario de Mervy Enrique González Fuenmayor.

Ciudad y Municipio Maracaibo del Estado Zulia, República de Venezuela, América del Sur.

EL MUNDO EN EL QUE VIVIMOS ofrece a sus moradores multiplicidad de peligros, de situaciones difíciles, de problemas y de inconvenientes que por lo general vulneran la parte emotiva y conductual de de las personas. De allí que sea necesario que el individuo vaya conociendo sus propias debilidades, sus destrezas, sus fortalezas, sus actitudes y su disposición para vencer cualquier tipo de adversidad. Dentro de este conjunto de variables que afectan la vida del ser humano se encuentran el temor, el miedo, la frustración, el desengaño, la culpa, la impotencia, el fraude, la rabia, la agresividad, la ausencia de solidaridad, la vergüenza, la falta de creencia en Dios y su poder para ayudarnos en la solución de los problemas que vivimos día a día.

Leyendo algunas cosas sobre el tema me encontré con esta explicación sencilla que a continuación transcribiré, sin indicar el autor pues confieso que no pude encontrarlo en las fuentes que visité. Aún así, por considerar que ese texto o esas reflexiones pudieran ayudar a mis lectores, lo he seleccionado para que forme parte de esta nota introductoria de este vídeo reflexivo. Debo necesariamente, por respeto a mis convicciones religiosas, sociales, jurídicas y de otro tipo, salvaguardar mi expresa ausencia de solidaridad con el autor y el texto de lo que a continuación se menciona. De manera que le tocará al lector determinar la utilidad, certeza e interpretación de estas argumentaciones. Por esa razón invoco al Espíritu Santo para que derrame su sabiduría en quienes lean estas notas introductorias, de suerte que sean aceptadas, admitidas e interpretadas con el criterio correcto.

“El miedo, lo mismo que la felicidad es un estado de ánimo que opera en ti como un sistema de alarma que te avisa de un peligro y te alerta para que te mantengas vigilante. Sentir miedo no es muestra de cobardía. Cuando adviertas un riesgo no te amilanes. Serénate, respirando hondo, y huye, si es prudente o emprende tu defensa para que garantices la conservación de tu vida. Manteniendo la paz interior, condiciónate a ser valiente, identificando la sinrazón de algunos miedos que sientas. El miedo vigilante y previsor es factor de seguridad.”

(LÓPEZ FERNÁNDEZ, Tiberio. 366 MARAVILLOSAS MOTIVACIONES. Bogotá. Colombia. Editorial Paulina. 1998. Pág. 203).

Ahora entonces pasemos a ese sistema de alarmas del cual han escrito varias personas:


El miedo, la rabia, la culpa y la vergüenza: Cuatro sistemas de alarmas.


“En nuestro universo interior existen cuatro sistemas de alarma, que bien usados son una bendición.

Éstos son el miedo, la rabia, la culpa y la vergüenza. Todos los sistemas de alarma responden a los instintos de sobrevivencia del individuo y de la especie.

El miedo se activa ante la presencia de un peligro externo inminente, nos avisa del peligro y nos permite reaccionar ante él, ya sea mediante la huida o la defensa, aunque también puede generar parálisis.

El problema con el miedo es que se puede activar tanto ante peligros reales como ante peligros imaginarios e inexistentes, como es el caso de las fobias.

La rabia se activa ante un ataque inminente desde el exterior, puede o no haber miedo previo, pero en el momento en que se activa la rabia, el ataque ya está realizándose, aquí también los ataques pueden ser reales o imaginarios.
La culpa, en cambio nos avisa del daño que estamos por hacerle o le hemos ya hecho a alguien o algo externo a nosotros; y su función es impedir la acción dañina o minimizar sus consecuencias si ya se ha llevado a cabo.

La vergüenza se activa ante el auto sabotaje, cuando nos hacemos daño a nosotros mismos, bueno sería que dicha alarma se activara antes de sabotearnos, en todo caso su función también es llamar nuestra atención sobre las consecuencias de nuestras acciones para así minimizar los daños.
El problema con estos sistemas de alarma es la obsesión compulsiva, que es cuando las alarmas no se apagan una vez realizada la toma de conciencia, llevándonos a estados alterados de la mente totalmente negativos, así el miedo que no se desactiva conduce a la paranoia, la rabia a la psicosis, la culpa y la vergüenza llevan a la depresión, y todos juntos pueden desembocar en la alienación propia de la esquizofrenia.

Para aclararlo más, el mal uso o la in activación de estos sistemas naturales de alarma tienen un efecto parecido al que significaría manejar un automóvil a lo largo de mil o más kilómetros con la alarma antirrobos conectada todo el tiempo.
Con razón hay quienes se suicidan, ¡qué horrendo debe ser vivir bajo tales condiciones!”.

Read Full Post »


Vídeo Reflexivo: “Renuncia a la violencia”.

Grabado el martes 30 de diciembre de 2008.

Trasladado a la red el lunes 19 de enero de 2009.

Comentario de Mervy Enrique González Fuenmayor.

Ciudad y Municipio Maracaibo del Estado Zulia, República de Venezuela, América del Sur.

La expresión “montó en cólera” resulta muy útil para graficar lo que trata este vídeo. Montar en cólera traduce asumir con rabia una situación o una cosa; es también asumir con agresividad y hostilidad las cosas que se nos presentan día a día en nuestra vida. La cólera es mala consejera para los seres humanos ya que ella nos lleva a tomar decisiones y a actuar de manera enceguecida, con ira, con violencia; elementos y factores que no son idóneos para resolver nuestros problemas en las situaciones difíciles que suelen presentársenos en el diario trajinar. Por ello resulta necesario que cada uno de nosotros lleve la vida con calma, que aprendamos a vivir las situaciones difíciles que nos toca vivir, de una manera muy reflexiva, sosegada, en calma, en paz y pidiéndole al Señor discernimiento, sabiduría, mucho equilibrio, paz, y mucha tranquilidad a la hora de tomar decisiones, no solamente aquellas importantes sino también aquellas de carácter cotidiano. Las decisiones que se toman basadas en nuestro carácter violento, en situaciones de ira, en condiciones de poca ecuanimidad o poca tranquilidad emocional, generalmente son decisiones que traen consecuencias graves para la persona que las toma. De allí que a la hora de tomar decisiones debemos mantenernos en calma, debemos dedicarnos a pensar, a tratar de que la paz invada nuestro espíritu, nuestra mente, nuestro corazón y nuestro cerebro, ya que de otra manera podemos cometer yerros en el actuar y causar daños a las personas, aquellas que inclusive son destinatarias de nuestros mayores afectos.

(Tomado de GONZÁLEZ FUENMAYOR, Mervy Enrique. Comentario al Vídeo Reflexivo: “Los signos de la cólera” SPE / SPI 2008. Disponible en http://www.mervyster.blogspot.com).

Read Full Post »